Cómo llegar en avión hasta Salzburgo

Será maravilloso viajar hasta Salzburgo sin necesidad de hacer transbordos. Quién sabe… quizá, algún día, será más sencillo. Pero por ahora hay muy pocas posibilidades de encontrar un vuelo directo desde Madrid hasta Salzburgo. Y digo Madrid porque es lo que yo conozco; seguramente haya otras posibilidades desde otras ciudades. Por ello hoy, queridos amigos, os cuento cómo conseguirlo (con transbordos incluidos) sin morir en el intento.

Antes de empezar, quisiera partir de una entrada que ya escribí hace algún tiempo llamada Será maravilloso viajar hasta Europa. Ahí intenté comparar tres compañías aéreas con las que yo he volado de España a Austria y viceversa. La diferencia entre aquella explicación y la de hoy es que ahora voy a contaros con qué otros medios de transporte también se puede llegar hasta Salzburgo. Atentos: Sigue leyendo

Un Krampus, dos Krampusse, tres Krampusse

¿Qué día es hoy?

Sábado – diría una de mis compañeras de trabajo.

No, pero, ¿qué más?

¡Pues el día en que por fin San Nicolás y los Krampusse visitan a los niños y les traen un regalito! Yo no he recibido la visita de ningún ser legendario o religioso, pero puede tener algo que ver con el hecho de que yo misma no he estado hoy en casa, que es a donde van ellos… Sin embargo, sí he recibido un detallito: Sigue leyendo

Imagen

Un día en… un museo de juguetes

El cocinero alemán, al igual que muchas otras personas por estos lares, es muy aficionado a una cosa que se llama “Modelleisenbahn”, cuya traducción aproximada es “maquetas de trenes a escala”. Yo lo describiría como una mezcla entre una reconstrucción de un pueblecito, de esos que se montan a mano, con sus casas, arbolitos y demás, y un circuito de carreras, ya que los trenes (y los coches) de estas maquetas circulan solos e ¡incluso respetan señales de tráfico! Es alucinante el nivel de detalle que se puede llegar a conseguir cuando se monta una maqueta de éstas como es debido.

El caso es que hay personas que, a nivel privado, enseñan sus tesoros cobrando una pequeña entrada o la voluntad… y hay otros que cobran lo que les da la gana, si su maqueta es más grande o tiene más efectos especiales.

La primera vez que vi una maqueta de estas fuera de mi casa fue en Sigue leyendo

Galería

Un día en… Kufstein

Cuando llegamos a la ciudad, las campanas de la torre de la iglesia anunciaban que eran las doce. Ascendíamos por una calle empedrada, dejando la iglesia a nuestra derecha y una gran fortaleza a nuestra izquierda; ése era nuestro destino.

La fortaleza de Kufstein se alza imponente en el centro de la ciudad, recordando tanto a los vecinos como a los visitantes que este complejo se creó con fines defensivos.

Cuando llegamos, se creó una de esas casualidades de la vida que uno no espera: justo a esa hora se interpretan todos los días una serie de piezas musicales mediante el llamado “Heldenorgen” (Órgano de los héroes). Se trata del mayor órgano al aire libre del mundo, y sus tubos se encuentran alojados en la torre de la parte superior derecha de la imagen inferior. Se dice que, en días en que el viento sopla con la suficiente fuerza, los sonidos que emite el órgano se llegan a escuchar a 10 km. de distancia, allá en Bayern.

Vistas desde el patio de la fortaleza de Kufstein

Vistas desde el patio de la fortaleza de Kufstein

Pero, volviendo al conjunto de la fortaleza… Sigue leyendo

Galería

Munich bajo la lluvia

Hace ya algún tiempo, unos cuantos meses diría yo, me preguntó un día el Cocinero alemán: ¿te importa si esta tarde me voy a Munich a ver un partido de fútbol? Y yo le respondí: “pues lo cierto es que sí, sobre todo si no me llevas contigo para poder ver la ciudad por mi cuenta”. Intentó convencerme de que me apuntara al partido con él y sus amigos, pero la idea de pasear sola por Munich, esa ciudad que tengo tan cerca pero que aún no había visitado nunca, me atraía demasiado como para dejarme engañar.

Por aquel entonces, una compañera de la escuela de idiomas estaba viviendo por allí. Mi plan, obviamente, incluía verla en algún momento de la tarde, pero como yo iba a llegar allí bastante antes de que ella terminara de trabajar, me organizó una ruta muy sencilla, asequible (porque no dura demasiado) e interesantísima, así que os la reproduzco aquí. Sigue leyendo

Galería

La casa del lago

Muchas de las aventuras más divertidas son esas que empiezan cuando menos te lo esperas. Por ejemplo, cuando te despiertas a las 11 de la mañana el día que libras y, de repente, surge un plan que, tras varios descartes y retoques, se convierte en otra cosa muy distinta. Y esa cosa tan diferente te lleva a montarte en un coche y desplazarte al otro lado de la frontera. En este caso, al Chiemsee, al que en español se podría llamar lago Chiem. ¿Y qué hay en ese lago? Pues muy sencillo: una isla en la que está ubicado el Herrenchiemsee:

Herrenchiemsee

Herrenchiemsee

O lo que es lo mismo, otro de los varios palacios que Luis II de Baviera construyó con su propio dinero de su propio bolsillo, al igual que hizo con Neuschwanstein. Sigue leyendo

Galería

¿Dónde está mi salero?

Nuestro viaje de hoy, queridos lectores, nos lleva de nuevo a Bad Reichenhall, municipio del que ya hablé hace algunos meses.

Ubicación de Bad Reichenhall

Ubicación de Bad Reichenhall

La historia de este municipio, de la que aún no conozco tanto como me gustaría, gira en torno a la sal, elemento que ha constituido la base del desarrollo económico del lugar. Precisamente la sal es la que da nombre a este enclave: Sigue leyendo