Blogparade: Si volvieras a España ¿qué no echarías de menos?

Desde hace varios meses ronda por este mundo virtual una iniciativa que consiste en hablar de aquellas cosas que aquellos que vivimos en el extranjero echaríamos de menos si nos fuéramos del país en el que ahora vivimos. Sin embargo, a Montse del blog Kartoffeltortilla se le ha ocurrido darle la vuelta a la pregunta para contar aquellas otras cosas que no echaríamos de menos. Y como la idea me gusta mucho y he recibido una invitación personal suya para participar, allá va mi lista:

Sigue leyendo

Anuncios

Érase una vez el mundo

Hace no mucho alguien me dijo que educar a un niño consiste en explicarle el mundo… Pues ahí va una de mis muchas explicaciones a Monete:

He aquí que estábamos en casa un muy frío día de diciembre, uno de esos en que iba a tardar más tiempo en preparar a Monete, bajar el carro a la calle y volver a subirlo después, que lo que íbamos a dedicar en sí a respirar aire fresco. Así que nos quedamos en casa.

Nos asomamos a la ventana y comencé con mi relato:

Sigue leyendo

Un bautizo internacional

Cuando el Cocinero alemán me dijo que quería bautizar a Monete, me surgió un conflicto interno: hacía poco tiempo que había logrado “darme de baja” de las listas de la iglesia, pero sabía que a él le hacía ilusión… Así que, bueno, ya que la criatura también lleva su apellido, tiene derecho a decidir algo.

Aquello no dejaba de otorgarme la excusa perfecta para que la familia y algún que otro amigo pudiera venir desde España y (re)conocer al bebé. Y nos pusimos manos a la obra. Sigue leyendo

Vamos de paseo en un coche viejo

En el mes de septiembre nos buscamos un nuevo espacio chiquitín para vivir algo más grande del que teníamos antes, entre otras razones porque Monete venía de camino y había que meter sus cosas en alguna parte. La casa en sí es estupenda, pero tiene un pequeño inconveniente:

Sigue leyendo

Cómo registrar a mi hijo nacido en Austria ante las autoridades austriacas

Ya sabemos cuáles son los trámites que hay que realizar cuando nace un bebé en Austria y hemos entrado a detallar cómo se lleva a cabo el registro ante las autoridades españolas. Hoy veremos con más calma qué tres elementos debemos gestionar para que nuestro hijo esté legalizado en este país y así podamos optar a las ayudas correspondientes. Sigue leyendo

Historia de una llegada al mundo – segunda parte

¡Hola a todos! En primer lugar, gracias por vuestra espera, por vuestra paciencia y por entender que no os haya contado (ni os vaya a contar) toda la historia entera con pelos y señales.

¡Hoy vuelvo con muy buenas noticias!

¡Monete ya está aquí! Y el Cocinero alemán y yo no podríamos estar más felices, aunque a veces no paremos de preguntar a las enfermeras si le cogemos correctamente y un montón de otras cosas. Hasta que conozcamos a este pequeño ser no podremos escribir su manual de instrucciones, es lógico.

Bien, prosigo entonces un poco con la historia del otro día.

Sigue leyendo

Historia de una llegada al mundo – primera parte

Érase una vez un nublado día de noviembre. Uno cualquiera, en el que lo único que había planeado en el horizonte era una visita rutinaria al hospital para saber cómo estaba Monete y para que registraran nuestros datos. Nada que yo no conociera, ya que cuando nació el niño de esa amiga a la que llaman mi hermana la acompañé a pasar la mañana allí y ya tomé nota de todo.

Ya me imaginaba el proceso: yo llegaría al mostrador de recepción, daría mis datos, me harían la revisión normal que me hace mi ginecóloga cada vez que voy, a lo que se sumaría un control de los latidos del corazón del bebé, me darían unos cuantos papeles con información importante de cara al registro del recién nacido, y ala, para casa. Hasta que te toque realmente.

Ya sabía de antemano que en mi caso se añadiría un punto más a esta lista, pero no tenía ni la menor idea de lo que realmente acabaría siendo aquella visita. Sigue leyendo