Cómo renovar mi pasaporte español en Austria

Con el fin de evitar que tengáis una mala experiencia como la que os contaba yo ayer, y a pesar de no poder influir en el buen o mal humor de los funcionarios correspondientes, hoy os quiero explicar qué se debe hacer para poder renovar el pasaporte español cuando se está en Austria. Sigue leyendo

Expat.com – la web para todos los expatriados

Muchos de los que nos vamos a vivir a otro país o de los que se encuentran preparando un viaje largo al extranjero buscan información en internet para poder encontrar piso, trabajo, gente con quien poder contar cuando se llegue a su destino o, simplemente, recomendaciones sobre la vida en ese lugar.

Cuando se empieza a buscar, se pueden encontrar infinidad de blogs y páginas personales que tratan sobre un tema o un lugar concreto (como es mi caso, por ejemplo), pero no muchos conocen la existencia de webs más amplias en las que consultar todo tipo de información sin tener que estar mirando aquí y allá.

Ésa es una de las características más sobresalientes de la página de la que me gustaría hablaros hoy: Expat.com. Sigue leyendo

Enlace

Cómo convalidar el título de mi carrera en Austria

Hoy os contaré qué podéis hacer con el título de vuestra carrera aquellos europeos que estáis o vais a estar en Austria y queréis que aquello que habéis estudiado en España os sirva para algo.

Empezaré diciendo que existen dos opciones.

1. Anerkennung ausländischer Hochschuldiplome.

O, lo que es lo mismo, “Homologación de un diploma universitario (o de una escuela superior) extranjero”.

Se consigue de manera gratuita accediendo a la web de ENIC NARIC AUSTRIA (Informationszentrum für Anerkennungswesen im Bundesministerium für Wissenschaft, Forschung und Wirtschaft), que, en castellano, significa “Centro de información para las cuestiones de homologación del Ministerio de Ciencia, Investigación y Economía”. Más concretamente, uno se puede dirigir al apartado Anerkennung ausländischer Hochschuldiplome y solicitar, dirigiéndose al final de la pantalla, una Bewertung (= evaluación) gratuita del título o títulos de que se disponga. Para ello, hay que rellenar al completo el formulario al que dirige este último enlace que os muestro, que tiene el aspecto que aparece en las siguientes imágenes:

Primera pantalla del formulario: en ella hay que rellenar nuestros datos personales. Cuanta más información se introduzca, más sencillo será que se pongan en contacto con nosotros

Primera pantalla del formulario

En esta primera pantalla hay que rellenar nuestros datos personales. Cuanta más información se introduzca, más sencillo será que se pongan en contacto con nosotros.

Segunda pantalla

Segunda pantalla

En la segunda pantalla se debe introducir la información relativa a la educación secundaria de que se disponga, en nuestro caso del instituto.

Tercera pantalla

Tercera pantalla

A continuación debemos rellenar los campos relativos a nuestra formación universitaria. Existen dos apartados, el primero de ellos se refiere a la formación reglada, en instituciones oficiales, mientras que en el segundo se puede aportar información adicional que no se tendrá en cuenta a la hora de realizar la valoración conjunta de nuestros estudios. Para introducir todos estos datos, hay que pulsar en cada uno de esos dos botones, o al menos en el primero, que es el que nos interesa. Al hacerlo, se abre la siguiente ventana:

Pantalla adicional a la anterior

Pantalla adicional a la anterior

En la que habrá de aportarse toda la información relativa a la carrera, universidad, año en que se finalizaron dichos estudios, etc.

Penúltima pantalla

Penúltima pantalla

Tras haber rellenado un formulario por cada uno de los títulos universitarios de que se disponga (si es que son más de uno) se avanza hasta la siguiente pantalla, donde aparece el listado de documentos que se deben adjuntar, a ser posible en un único documento pdf con las páginas numeradas y con un título en cada una de ellas para facilitar la lectura y comprensión de las mismas. Dicho listado incluye:

  • Meldebestätigung. Puede tratarse del Meldezettel o de la Anmeldebescheinigung. En este enlace encontraréis más información sobre este tema.
  • O BIEN una copia del pasaporte o del documento que justifique el motivo de la estancia en Austria.
  • Documentos que justifiquen cualquier cambio de nombre (si uno se ha casado y ha cambiado de apellido, por ejemplo).
  • Todos los documentos de la carrera, máster (en singular o plural) de los que dispongamos, incluyendo el título final, o el resguardo de su solicitud, más la lista de las asignaturas con la nota final de cada una de ellas, etc. Se debe enviar en el idioma original y también traducido. De ahí mi necesidad de recurrir recientemente a Traductores Jurados Madrid.
  • Opcional: título obtenido al finalizar la enseñanza secundaria. No es necesario, pero cuantas más cosas se envíen, más sencilla resultará la evaluación.

Tras rellenar todo esto y enviar el formulario en la última de las pantallas de la línea que habéis visto, se debe esperar un tiempo indefinido (en mi caso han sido tres semanas, pero depende de la cantidad de solicitudes que deban atender en cada momento) y, en función de lo que se haya elegido en la primera de las pantallas, se recibe una respuesta por correo postal o electrónico.

El documento que yo he recibido contiene la evaluación / calificación del organismo anteriormente citado (ENIC NARIC AUSTRIA), en el que se me indica cómo denominar de manera oficial en alemán aquello que yo he estudiado en España.

Para más información acerca de las denominaciones de cada título según el grado del mismo y el país en el que se haya obtenido dicha titulación, se pueden consultar las siguientes páginas:

  • Führung akademischer Grade. Página austriaca en la que se proporciona ayuda respecto a temas administrativos; en este caso se trata de la sección que contiene información sobre los títulos académicos y su denominación oficial.
  • Führung akademischer Grade, August 2013. Documento en pdf que complementa la información contenida en el enlace anterior.

Según la propia web ENIC NARIC AUSTRIA, con esta Anerkennung se pueden desarrollar profesiones en el sector privado y determinadas profesiones en el sector público; los ejemplos que aparece en esa misma página son ingeniero civil, abogado y profesor, aunque no existe un listado completo. Asimismo, se matiza que cada empresa será la encargada de valorar si acepta nuestro título académico español o no, siempre y cuando sólo contemos con esta Anerkennung.

En caso de que lo que estemos buscando sea una convalidación oficial, bien porque sea necesaria para desempeñar determinados trabajos o bien porque en el trabajo que queramos realizar nos exijan que dispongamos de dicha convalidación, debemos recurrir a la segunda de las opciones de las que hablaba al principio: la Nostrifizierung.

2. Nostrifizierung.

Se trata de otro tipo de convalidación (para la cual no he encontrado una traducción exacta) de carácter relativamente más oficial o completo que en el caso anterior. Se exije a la hora de realizar determinados trabajos en el sector público o cuando se trata de profesiones que requieran que contemos con una serie de conocimientos específicos previos.

En este caso, debemos acudir no al ENIC NARIC, en el cual sólo se proporciona información general, sino a una universidad en particular, aquella que nosotros queramos, que será la encargada de evaluar lo que hemos estudiado y realizar una convalidación acorde con el sistema educativo austriaco. En este caso se debe abonar un importe de 150 euros y se deben adjuntar, igualmente, una serie de documentos, entre los que se incluyen, igual que en el caso anterior, aquel papel que acredite nuestra estancia en el país, lista de asignaturas que hemos cursado con sus correspondientes notas, etc.

Puesto que por ahora no he realizado este trámite, lamento no poder daros mucha más información respecto al mismo. No obstante, en las páginas web de cualquiera de las universidades de Austria se detalla qué es necesario adjuntar para presentar esta solicitud, y asimismo existe la posibilidad de descargar el formulario que hay que rellenar para realizar la misma.

Ahora bien, en dicho formulario se advierte que uno de los documentos que deben incluirse es el que justifique que para desempeñar un trabajo en concreto es imprescindible contar con esta Nostrifizierung. De ahí el que yo no la haya solicitado.

Bien amigos, espero haberos ayudado un poquito más hoy. Se aceptan comentarios, correcciones, sugerencias y preguntas varias.

Y, como ya sabéis, encontraréis un listado con todos estos enlaces y muchos otros en el apartado Webs.


PD. Algún tiempo después de redactar esta entrada, descubrí otra web relacionada con este tema en la que en unos pocos pasos se puede comprobar qué procedimiento se debe seguir si queremos homologar un título en particular para optar a un puesto de trabajo. Dicho trámite se conoce como Berufsanerkennung y a través de esa web se puede realizar tanto en alemán como en inglés.

El cartero siempre llama a principios de año

Llevaba yo ya algunos días esperando noticias de correos. No es que no reciba cartas o paquetes, ya que estas navidades me han enviado tres bonitas postales, pero en esta ocasión se trataba de algo especial. El problema era, como de costumbre, las fiestas, que paralizan la vida en general y el servicio de correos en particular. Sin embargo, ahora que la Navidad ya casi ha acabado en Austria, los carteros se han puesto de nuevo en marcha y hoy he recibido mi tan ansiado sobre.

Os voy a contar el secreto: esta vez el sobre contiene una serie de traducciones de los estudios que realicé en España antes de llegar aquí, todos ellos bien organizados y compulsados. Como de costumbre, un trabajo excelente de Traductores Jurados Madrid, a quienes me gusta recurrir para estas cosas, y quienes esta vez se han superado a sí mismos al enviarme hasta aquí la cantidad de papeles que necesitaba.

¿Y todo para qué? Para utilizar todo eso que he estudiado de una vez por todas. Y hasta aquí puedo leer… Todo lo demás forma parte de una historia diferente que ya contaré a su debido tiempo…

Un pequeño paso para el hombre

Un gran paso para mí, María. Aunque ha costado lo suyo.

La historia comienza hace ya mucho tiempo, pero se puede resumir a partir del mes de julio, cuando os conté el problema que tuve al no tramitar mi Anmeldebescheinigung cuando tenía que haberlo hecho. De ahí avanzamos hasta mediados de octubre (así de rápido pasa la vida). Dice así:

Un día cualquiera, haciendo limpieza y ordenando cosas (dos de mis actividades favoritas) releí aquella “advertencia” y caí en la cuenta de que, por aquel entonces, yo aún trabajaba en el hotel de arriba y, por lo tanto, estaba dada de alta en la seguridad social hasta el 30 de octubre, pero ahora trabajo hasta el [Indefinido. Introducir fecha] de noviembre ¡Oh, no! De nuevo regresó esa situación de angustia que tantas veces me ha acompañado a lo largo de este verano al pensar: después de esa fecha soy ilegal en el país. Y eso puede conllevar una multa un poco bastante cara. ¡Vamos a rellenar más papeles!

Me dirigí a Sigue leyendo

Ciudadanos de un lugar llamado Europa

La pregunta (real) que enmarca esta nueva historia es la siguiente: “Cómo no te has dado cuenta??? Tú???”.

Pues no, no me dí cuenta. Bueno, sí, pero los acontecimientos no se desarrollaron en el orden y momento en que yo deseaba y por eso me han regañado… Regañar es la palabra…

¿Recuerda alguien cuando allá por el mes de diciembre redacté algo sobre la inscripción de extranjeros en determinados registros en Austria? ¿No? Aquí está el enlace si a alguien le interesa. ¿Lo recordáis ya? ¿O lo resumo por si acaso?

Era diciembre. Aún no se podía sentir el frío propio del invierno, pero se avecinaba. Las gentes empezaban a hacer sus compras de navidad, mientras en mi casa estábamos ya de celebración ante la perspectiva de mi pronta marcha hacia lo desconocido, hacia la aventura en solitario, hacia un futuro prometedor… Sigue leyendo

Guía de supervivencia 2

Acabo de darme cuenta de la cantidad de cosas útiles de las que no hablé en la primera parte de esta entrada, por lo que trataré de resumir alguna otra información que se debe tener en cuenta antes de viajar:

  • Teléfonos de emergencias. A nadie le gusta tener que llamar a la policía o a una ambulancia (o yo no conozco a nadie a quien le guste hacerlo por una causa justificada), pero es más que necesario conocer esta información. Para el caso de Austria, la página Justlanded recoge los principales teléfonos que se deben llevar apuntados.
  • Horarios de apertura de las farmacias. A mí me resulta mucho más útil conocer los horarios de los supermercados, como ya expliqué, pero también se debe saber hasta qué hora se pueden comprar unas tristes pastillas para el dolor de cabeza, por ejemplo.
  • Tiendas en los alrededores del sitio al que se va. La web Tupalo.com permite hacer búsquedas por categorías y ciudades. Hasta ahora yo sólo he buscado “Geschäfte” (= tiendas) y el nombre de mi destino et voilà! Aparece un listado de las tiendas en la zona, la dirección de cada una de ellas y hasta un mapa tipo Google Maps donde te ubica toda esa información. Recomendable para: previsores/paranoicos que necesitan tener todo apuntado. No recomendable para: aventureros que prefieren pasear y encontrarse con los comercios poco a poco. Yo me incluyo en el primer grupo porque no me gusta hacer compras y, mucho menos, entretenerme en encontrarme todos esos sitios, sobre todo si necesito saber dónde encontrar algo en particular…
  • Registro en en Ministerio de Asuntos Exteriores. Este tema ya lo mencioné en el post Vuelva usted mañana, pero quiero profundizar un poco más. He contactado con la Embajada de España en Viena y me han facilitado la siguiente información:
    • Para viajes de carácter turístico, es suficiente con inscribirse en el Registro de ciudadanos.
    • Si la estancia es temporal (es decir, inferior a un año), se debe realizar el registro en la Embajada de España en Viena o, en su defecto, en un Consulado honorario (ubicado en otras ciudades), habiendo concertado cita previa. No es obligatorio, pero sí recomendable, ya que agiliza trámites como la duplicación de documentos en caso de pérdida, localización de aquel que está viviendo fuera de España, etc. Esta inscripción no puede exceder el plazo de un año.
    • Si la estancia es permanente (durante más de un año) el registro en la Embajada o Consulado honorario es obligatoria y conlleva, entre otras cosas, la baja en el padrón de la ciudad de origen y el alta en el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE) y en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA).
  • Puesto que para esos registros es necesario aportar documentación y fotografías: se deben llevar fotocopias del DNI y Pasaporte (como mínimo) y fotografías de carnet. Vale, sí, los austriacos también se hacen fotos de carnet, seguro, pero ¿no es más sencillo llevarlas ya hechas desde aquí, en lugar de tener que buscar el lugar donde las hacen, desplazarse, etc.? Es cuestión de comodidad…
  • Direcciones y teléfonos de la Embajada y los Consulados (evidentemente). En el apartado de la web del Ministerio de Asuntos Exteriores dedicada a los viajes a Austria aparecen todos esos datos.
  • Planos de la zona y de los transportes a utilizar. Como sabéis, tiendo a ser algo exagerada con los preparativos, por lo que he impreso varios mapas de Austria, planos de la región a la que voy y líneas de autobús y tren tanto de mi ciudad de destino como de los sitios donde tengo que hacer escala. Si me pierdo cuando llegue, será porque tengo un serio problema de orientación, y tendré que preocuparme.

Al margen de esa información, me gustaría aprovechar este post para explicar un par de trámites que no todo el mundo está obligado a realizar, pero que tal vez a alguien le resulten útiles.

1. Cómo conseguir la Apostilla de la Haya.

Este trámite sirve para justificar la autenticidad de la firma de documentos públicos. En mi caso, no tengo necesidad de presentar el título de la licenciatura porque no me lo exigen, pero quiero llevarme tanto ese título como el certificado de notas de la carrera por lo que pueda pasar una vez llegue allí…

Pensaba comentar cómo obtenerlo paso a paso pero The Túzaro ya lo explica con todo lujo de detalles en una de las entradas de su blog, que se titula precisamente “Qué hice yo para conseguir la Apostilla de la Haya“. Así que me limitaré a resumirlo en forma esquemática:

  1. Acudir al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (Paseo del Prado número 28), en horario: de 9 a 14 horas para legalizar la firma que aparece en los documentos. Yo he ido dos días a horas distintas, y puedo decir que uno de ellos, a las 13:30, terminé en aproximadamente 20 minutos, mientras que el día que acudí a las 11:00 tuve que esperar alrededor de una hora hasta que llegó mi turno.
  2. Acudir al Ministerio de Justicia (Pl. Jacinto Benavente número 3) de 9 a 17:30 (de lunes a viernes) y de 9 a 14 (los sábados) donde, a ese documento ya legalizado, le incorporan la Apostilla. En este Ministerio tardé unos 20 minutos las dos veces que tuve que ir.

Para más información, recomiendo consultar la web del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la web del Ministerio de Justicia.

2. Cómo darse de baja de la prestación por desempleo en la Seguridad Social.

Vaya por delante que todo el mundo me ha dicho que, si realmente soy española, debería obviar este trámite y echarle morro. Pero no. Tengo antepasados centroeuropeos y se ve que salen a relucir en momentos como éste.

Cuando alguien se marcha a buscar trabajo o a trabajar fuera de España y está cobrando el paro (como es mi caso) tiene varias opciones:

  1. Solicitar el pago único de la prestación por desempleo. Llamadme tonta, pero no me interesa, porque no sé qué pasará cuando se me acabe el contrato en Austria y no quiero arriesgarme a cobrar todo ahora…
  2. Prolongar el cobro de esa prestación mientras se busca trabajo en el extranjero. Como no es mi caso, no puedo informar al respecto porque no he buscado cómo se hace.
  3. Causar baja de esa prestación. Que es lo que yo pretendo hacer, puesto que me voy a trabajar al extranjero cobrando un sueldo que no está nada mal, y no quiero encontrarme con ningún lío cuando tenga que hacer la declaración de la renta correspondiente al 2012. De hecho, si se permanece trabajando en el extranjero por un tiempo inferior a un año, al regresar a España se puede continuar cobrando dicha prestación y, si se trabaja fuera durante más de un año, se puede (y se debe) regresar de ese país con el formulario U1 (también conocido antiguamente como E301), que permite a la Seguridad Social española reconocer el tiempo de trabajo en el extranjero a efectos de cotización, jubilación, etc. Yo, por si acaso, solicitaré ese formulario trabaje el tiempo que trabaje, no tanto de cara a la cotización, sino más bien a la jubilación.

¡Esto es todo amigos!