La excursión del mes. Febrero de 2017

¿Cuál ha sido el viaje más curioso que he vivido en el mes de febrero? Lo cierto es que llevo bastantes días dándole vueltas a esta pregunta y no he sido capaz de decidirme, así que os voy a contar dos mini historias de las que he sacado una moraleja importante.

La primera de estas historias está relacionada con la “visita” que recibí de tres españoles desconocidos que vinieron un día a hacerse una foto conmigo y con los que acabé yendo a tomar algo después de trabajar.

Igual que con otras cosas soy bastante más atrevida, eso de volver a casa en transporte público a última hora de la noche me cuesta mucho más. Me aterra la idea de perder el último tren y no poder llegar a casa salvo llamando a un taxi, al Cocinero alemán o a algún alma caritativa que tenga ganas de salir del calor de su hogar para ir a recogerme a mí. Pues esa noche en la que les enseñé a los tres españoles una de las cervecerías más conocidas de Salzburgo, arriesgué demasiado y cogí el ultimísimo tren de la noche en dirección a casa. Y fijaos si mi decisión fue atrevida, que ese mismo día el Cocinero alemán se había marchado de vacaciones al extranjero y por lo tanto yo carecía de mi plan B habitual.

Moraleja de esa excursión: ahora me gusta mucho menos que antes apurar por la noche para volver a casa. Y, además, gracias a esa excursión in extremis descubrí que las estaciones de tren apagan sus luces por la noche, lo que significa que prácticamente la calle entera se queda a oscuras, si es que no lo estaba antes.

La segunda en el ranking de mis excursiones de febrero tiene que ver con un coche y se produjo a la luz del día.

¡Oh, no! ¡María ha vuelto a conducir! No, tranquilos. Yo era copiloto. Y a la vez gps. Un cargo que desde ahora ostento con orgullo, ya que no me creía capaz de hacerlo.

La historia es la siguiente: un día cualquiera, una amiga me llama y me pregunta si quiero ir con ella (y con su coche) a dar una vuelta a un centro comercial. Normalmente intenta obligarme a que sea yo quien conduzca (para practicar) y normalmente suelo escaquearme de la propuesta con excusas de todo tipo: hoy no me he tomado las pastillas (valeriana, que la tomo realmente si no me queda más remedio y tengo que conducir), hoy no estoy de buen humor, estoy nerviosa, llueve, hay demasiado tráfico, y una larga lista que se me acabará, por suerte o por desgracia, en un futuro espero que muy futuro aún.

El caso es que ella se estaba quedando sin batería en su móvil – gps y yo, en un alarde de valentía, le dije: No nos hace falta gps, yo conozco el camino. Y aparte de obligarla a entrar por una calle por la que sólo está permitido que circulen autobuses, el resto del trayecto conseguí explicárselo sin ningún error. Y avisándole de los giros a tiempo.

La complicación que tiene este hecho (que la tiene, aunque os pueda parecer una tontería) se compone de varios elementos:

  1. Que las calles en Salzburgo no son paralelas, lo que quiere decir que si te equivocas de dirección, no basta con girar en la siguiente calle y dar la vuelta. No. A lo mejor tienes que dar un giro por vete tú a saber dónde hasta que vuelves al punto de origen.
  2. Que los carriles son mini estrechos y asusta un poco circular por ciertas zonas. Bueno, a mí prácticamente siempre. ¿Veis? Otra excusa para no conducir por Salzburgo. Me la apunto.
  3. Que la pieza del coche más cara en todo este país es el intermitente y por eso, o porque ellos ya saben hacia dónde se dirigen, no lo utiliza casi nadie.

Por todo ello, me llena de orgullo y de satisfacción haber podido orientar por esta ciudad a una persona que, aunque no dispone de carnet de conducir desde hace demasiado tiempo, sí vive en esta ciudad desde antes de que yo llegara a ella.

Moraleja: ser copiloto no sólo sirve para cambiar el cd o la emisora de la radio. Por lo visto ayuda a orientarse por los sitios.

Y hasta aquí el balance de mis excursiones de febrero. Veremos qué me depara marzo. Permaneced atentos.

Anuncios

Un comentario en “La excursión del mes. Febrero de 2017

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s