La teoría de las rebajas

De los creadores de La teoría del buffet libre hoy os presento La teoría de las rebajas. Una teoría de la que han sido objeto de estudio un número indefinido de sujetos a los que observo paciente y secretamente.

Una teoría que pretende ayudarme a mí misma a comprender los motivos que se esconden detrás de ciertas actitudes. O, por lo menos, a entretenerme mientras trabajo o acompaño a alguien de compras.

He aquí las conclusiones a las que he llegado:

Antes de empezar, diré que esta teoría solamente es una tontería mía, no tiene nada que ver con la opinión de la empresa para la que trabajo ni espero que nadie se lo tome como algo personal. Y aclaro: todo esto se refiere a lo que yo he visto en Austria.

Dicho esto, allá va:

La ley del precio justo.

Dícese de aquella ley que da voz a la pregunta resultante de la observación de dos precios en una misma prenda: uno de ellos escrito en negro, a juego con el código de barras, y otro en rojo, generalmente más grande y llamativo, que además suele ser más reducido. A dicha observación suele seguir una pregunta: ¿Esto cuánto cuesta?

Tiene otra variante, que es  la de la pregunta: ¿esto cuesta lo que pone en la etiqueta o lo que pone en el precio que hay por encima de toda esta estantería? En el cual, todo sea dicho, suele poner “a partir de…”. Me encantaría poder contestar con un “¡Ninguno de los dos!” para ver cuál es su reacción, pero quedaría un poco mal…

La ley de “una rebajita guapi”.

Es aquella por la cual se buscan (no, no se encuentran, se buscan expresamente) taras en la ropa para acercarse a un vendedor cualquiera y preguntarle si se le puede hacer una reducción a ese precio.

A veces se puede hacer, y a veces no. A veces les gusta el precio nuevo que les ofreces, y a veces no. Y a veces hasta te piden que les rebajes 10 euros porque a la prenda en cuestión le falta un botón… A ver… Un poco de lógica, señores, por favor.

La ley del ¿cuál es mi talla?

Esta ley decreta que hay un número muy elevado de personas que no saben qué talla usan. Por lo que, en un alarde de imaginación, me toca a mí calcularla empleando para ello mi visión de rayos x capaz de atravesar todas las capas de ropa y abrigo que llevan encima hasta llegar al origen del asunto. Tengo que decir que mi super-poder no siempre funciona.

La ley de la bolita.

Dícese del proceso por el cual un cliente entra al probador con una cierta cantidad de ropa y, una vez se la ha probado (o tal vez sin haberlo hecho) y quiere salir de la cabina, conforma una masa lo más redonda posible a partir de las prendas que lleva en la mano y esconde dicha bola o bien en una esquina del probador o bien, lo cual es mucho más divertido, debajo de la banqueta.

¿Por qué? Pues no lo sé. En el origen de los tiempos pensaba que tal vez habían intentado robar algo y querían esconder las pruebas del delito en en núcleo de la bola. Pero no es así. Tendré que seguir investigando.

La ley de la orientación.

¿Por dónde se sale aquí? es una pregunta que se repite con mucha frecuencia. ¿Por donde has entrado, tal vez? Hay quien, en lugar de preguntar, intenta salir por aquellas puertas en las que pone, con letras bien grandes y en color verde “KEIN AUSGANG! NO EXIT!”. Y entonces es cuando todo explota y se acaba el mundo.

La ley de la búsqueda.

Hay gente que entra en las tiendas y, antes de buscar (que para qué hacerlo habiendo ya gente que trabaja allí) pregunta directamente “dónde está el pantalón ese tan chulo que tenéis en el escaparate / catálogo / internet / donde sea”. Tu mente, en ese preciso instante, se queda en blanco y puede llevarte a reaccionar de dos maneras:

Opción A: que tengas que investigar tú a ver de cuál de los millones de pantalones que tienes en la tienda está hablando la señora. Y cuando digo pantalón, digo también, como me pasó una vez, “un jersey que no llega a ser un jersey y que es de color azul y gris, pero de ninguno de esos dos colores. Tú sabes cuál te digo”.

Opción B: que le tengas que explicar muy amablemente a esa persona que aquí no hay escaparate y que estaba mirando la ropa de la tienda de al lado. Que también me ha pasado.

La ley de “un espejo de cristal, y mírate, y mírate”.

Esta ley determina que cualquier persona (o al menos el 90% de ellas) que pase por delante de un espejo en una tienda se parará a mirarse en él. Da igual que se esté probando algo, esperando a alguien o que tan sólo esté intentando encontrar la salida. Los espejos están hechos para que cualquiera se mire en ellos en cualquier momento. Y si ya de paso vamos tres y nos hacemos una selfie poniendo morritos, mejor que mejor.


He de añadir que esta teoría se aplica a los periodos de rebajas… y también cuando no las hay… luego esta ley se está volviendo cada vez más universal con el paso del tiempo…

Y hasta aquí puedo escribir. Hay bastantes más anécdotas que podría contaros, pero son más bien casos aislados y no puedo formular ninguna teoría a partir de ellos. Si alguien le interesa que hable más, que lo haga saber y escribo otra entrada.

¡Suerte con vuestras compras! Y si alguien quiere aportar alguna otra ley a esta teoría, le invito a que lo comparta en los comentarios 🙂

Anuncios

4 comentarios en “La teoría de las rebajas

  1. Jajajaja… lo que me he (son)reído con tus palabras. No soy muy amiga de las rebajas, principalmente porque no encuentro gran cosa (qué decepción!).
    Lo de los precios, a veces, es un pelín engorroso. Aparte del lío de “desde”, “a partir de…”, hay algunas tiendan en las que aplican el descuento en la etiqueta, otros no y tienes que estar calculando tú (o vas y preguntas one and again dando la tabarra), y también hay el relío que se forma cuando la gente mezcla ropa de un sitio que deja donde no es.
    En fin… tus teorías son muy buenas y me has hecho pasar un rato entretenida 😉

    Abrazos!

    Me gusta

  2. Me reí y me hiciste acordar los años en que trabaje en una tienda, ay pero qué paciencia que hay que tener con algunos clientes 😮😮
    Y eso de leer descuento y letreros, es como para ponerse a dar clases, a veces nadie entiende

    Me gusta

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s