Sorpresas te da la vida

Reconozco que soy una persona a la que es muy sencillo hacer feliz y que hay muchas cosas (la mayoría de ellas pequeñeces) que consiguen animar cualquiera de mis días, ¡y eso es algo que me encanta! La última vez que un completo desconocido consiguió algo así fue la semana pasada, cuando una señora vino a la tienda, pagó su compra, y me regaló dos caramelos “como complemento del pago, porque también se puede pagar en especie, ¿verdad?”. Una monada de mujer.

Pues la historia de hoy es una más de esas, pero me gustaría contarla por algo que averiguaréis más adelante.

Hasta el día de hoy, yo sabía de la existencia de varios tipos de personas que saben de mi presencia en el gran mundo de internet:

  1. Aquellos amigos y conocidos a quienes yo les hablo de este blog (que cada vez son menos, todo sea dicho).
  2. Gente que llega hasta aquí y lee cosas como las que tú estás leyendo. A veces se manifiestan y me escriben algo (ya sea aquí directamente o por correo electrónico) y otras veces pasan y no sé si vuelven porque las estadísticas que yo veo son muy generales.
  3. Gente que me ha visto por la tele o, en su defecto, en youtube (y me lo dice). Éstos tampoco son tantos, unos 3 llevo contados hasta el momento.
  4. Gente que, a raíz del punto 2, y después de contactar conmigo, favorecen el que nos conozcamos en persona. En este apartado sólo puedo incorporar al Compatriota, de quien os he hablado un par de veces. Ahora vive en Innsbruck, así que no puedo verle tanto como me gustaría, por desgracia.
  5. Mi sorpresa de hoy: gente (al menos, un ser humano) que me conoce porque ha llegado hasta esta página Y ADEMÁS me ha visto en el programa. ¡Y me reconocen!

Ése, amigos míos, es el argumento de la historia que me ha animado el día de hoy y, no sólo eso, sino que además he descubierto a una persona que me parece encantadora y que, además, ¡también tiene un blog! ¡Y uno que ya había cotilleado yo alguna vez!

Así que, sin más preámbulos, os presento el blog Mis ideas en mi nube, lleno de cosas bonitas para alegrarnos la vida. Y a su dueña le digo: ¡MIL GRACIAS! por esa curiosa sorpresa que me he llevado hoy gracias a ti. Te parecerá una chorrada, pero te prometo que el día se me ha hecho mucho más corto y mucho mejor después de que hayas venido. ¡Ha sido un auténtico placer! Y lo seguirá siendo cuando lea tus bonitas entradas. ¡Saludos!

Anuncios

2 comentarios en “Sorpresas te da la vida

  1. Naila Baila dijo:

    Ay, ¡que vergüenza!
    Pero que ENORME placer!
    Eres todo un encanto, lo vimos todos en el programa, y lo corroboro por nuestro directo de hoy!
    De veras, mil gracias por tu reacción.
    UNA GRAN BESO!

    Le gusta a 1 persona

    • jejeje ¡Tú sí que eres genial! Seguro que otro sale corriendo al ver mi reacción, ¡te lo aseguro! jajaja La lástima es que me tocara estar en la caja, sino habríamos podido hablar más 🙂 ¡Un beso enorme! ¡Espero verte más! 🙂

      Le gusta a 1 persona

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s