Historia en directo: el campo de concentración de Mauthausen

Hace un tiempo fui de visita al Obersalzberg, uno de los lugares de Bayern en los que Hitler pasó parte del tiempo en que no se encontraba en Berlín. Allí me hice con la foto de un mapa de los principales campos de concentración del régimen nazi, conocidos en alemán con las siglas KZ (= Konzentrationslager), que os vuelvo a enseñar aquí:

En esta ocasión, la curiosidad me ha llevado a visitar uno de ellos, el de Mauthausen, que se encuentra cerca de Linz.

Tras un viaje en coche atravesando varios pueblos pequeños, y pasando por delante de tiendas normales como las que se puede encontrar uno en cualquier centro comercial, un castillo, dos o tres hoteles, un negocio que exhibe sus lápidas por delante de la puerta; después de atravesar una zona boscosa y de subir una cuesta hasta un punto en el que parece que se va a acabar la carretera, y casi el mundo, nos encontramos con el campo de concentración de Mauthausen:

Mauthausen

Mauthausen

La historia de este complejo se remonta al año 1938. A muchos vecinos de los alrededores de este pueblo se les ofreció trabajo como obreros dedicados a la construcción de un lugar que sería habilitado para prisioneros, y que se acabó convirtiendo en aquello que todos conocemos. El 8 de agosto de ese mismo año se inició el traslado de presos desde Dachau (en Alemania) hasta Mauthausen, en donde se reunió a personas de origen mayoritariamente polaco, si bien es cierto que entre sus muros vivieron y murieron muchos ciudadanos soviéticos, húngaros, opositores políticos alemanes y austriacos, franceses, italianos, yugoslavos y españoles. Es por eso por lo que hay quien denomina a Mauthausen como el campo de concentración de los españoles, al ser el que probablemente esté más relacionado con nosotros.

A partir de los años 1942/1943 las necesidades impuestas por la guerra llevaron a buscar mano de obra entre los presos retenidos en los campos de concentración, y no fue menos en el caso de Mauthausen. El número de reclusos aumentó considerablemente a partir del año 1944, cuando se trasladó a grandes grupos desde otros lugares que se estaban viendo acosados por el avance de las tropas aliadas. De esta manera, el campo de concentración de Mauthausen llegó a albergar a un total de unas 190.000 personas desde su fecha de apertura hasta el momento de su liberación, que se produjo el 5 de mayo de 1945.

IMG_1942

Si me permitís un consejo, coged una audioguía para realizar la visita, ya que gracias a ella se entiende mucho mejor cómo estaba organizado este lugar, para qué servía cada zona, cómo evolucionó su construcción y desmantelamiento, etc. De hecho, vi a gente realizando la visita por libre, entrando por la zona por la que yo salí y perdiendo así la oportunidad de ver determinadas cosas.

2015-08-30 18.33.28

Tickets para acceder al recinto

La visita de la que os hablo se desarrolla de la siguiente manera:

Muro exterior del campo de concentración

Muro exterior del campo de concentración

Al lado del centro de recepción de visitantes y una zona vacía que en su día ocuparon las barracas de la SS se encuentra la entrada al patio de los garajes:

Si se rodea esta entrada hacia la izquierda, se pasa por delante del recinto de deportivo y de maniobras de las SS,…

IMG_1943

… un espacio que, tras la liberación de este campo por las fuerzas aliadas, se convirtió en un cementerio que se desmanteló años después, yendo a parar los restos allí contenidos o bien a sus países de origen o bien al nuevo cementerio habilitado dentro del recinto.

También allí se encontraba el “campo ruso” o “campo sanitario”…

IMG_1944

… así llamado porque su construcción se inició con la intención de albergar en su interior a los presos de origen ruso, si bien éstos ya habían muerto para cuando finalizó la edificación del mismo, y por ello se trasladó al lugar a presos enfermos.

Más adelante se empiezan a observar los primeros monumentos dedicados a los fallecidos en este lugar, levantados a lo largo de décadas:

Desde este punto ya se puede observar a lo lejos la “escalera de la muerte”…

IMG_1956

… y la cantera llamada “Wiener Graber”:
IMG_1957

Éste era el lugar en que se obligaba a los presos a extraer materiales que en muchas ocasiones habían de cargar después escaleras arriba hasta llegar al campo. Como se comprenderá, en este lugar murieron (y fueron asesinadas) muchas personas.

Se puede bajar a verlo de cerca, pero sólo tengo fotografías hechas desde arriba, junto al llamado “muro de los paracaidistas”, que era el lugar desde donde los guardias de las SS lanzaban a los presos…

Justo enfrente se encuentra el parque de los monumentos, que surgió a partir del año 1949 tras haberse desmantelado las antiguas barracas administrativas de las SS. He aquí algunos de ellos:

Y a partir de aquí se encuentra uno con la puerta de entrada al “campo de detención”, es decir, donde eran alojados los presos:

IMG_1961

Justo tras la entrada se encuentra una inscripción que contiene las nacionalidades y cifras aproximadas de víctimas de este campo:

IMG_1971

Y dentro se encuentra uno con una serie de edificaciones a ambos lados de una “calle”…

IMG_1986

…cada una de ellas dedicada a un aspecto diferente de la vida dentro del campo.

Existe la posibilidad de entrar en las barracas que servían de “dormitorios” a los presos, en las que se amontonaba tal cantidad de personas que, en ocasiones, muchas de ellas llegaron a dormir unas encima de otras:

El alojamiento estaba previsto para hasta unas 300 personas en cada barraca, aunque el número de habitantes ascendió hasta los 2.000 en algunos momentos. Los judíos, como no podía ser de otra manera, estaban alojados en un recinto independiente y se les asesinaba mayoritariamente de forma inmediata.

Dentro de estas barracas solamente huele a madera…

Justo enfrente de estas barracas se ubica la “lavandería”, que contiene la zona de duchas y la “sala de desinfección”:

Duchas de Mauthausen

Duchas de Mauthausen

Y, a su lado, se encuentra la barraca de las cocinas, donde se preparaba la comida de los presos… cuando la había. Prefiero no contar lo que, según la audioguía, hacían para alimentarse cuando no tenían otra opción.

Si se sigue caminando, a la izquierda aparece un terreno en el que antiguamente se encontraba el campo de cuarentena, dedicado a los presos recién llegados. Posteriormente se convirtió en el campo de prisioneros de guerra soviéticos, que más tarde fue reemplazado por el campo de concentración de mujeres. A día de hoy, esta zona alberga un cementerio en el que los soldados que liberaron el campo enterraron a los miles de fallecidos que encontraron dentro de estos muros, o que fallecieron una vez que las tropas aliadas ya se habían hecho cargo del mismo:

IMG_2002

Situándonos de nuevo al otro lado de la “calle”, por la parte posterior de la barraca de las cocinas se accede a la cárcel del campo, también conocida como “búnker”:

Dentro de estas paredes se alojó a quienes iban a ser ejecutados y también para el interrogatorio de presos políticos.

Y junto a estas paredes, por la parte interior del muro, se pueden contemplar más y más placas conmemorativas procedentes de las más diversas partes del mundo. He aquí dos ejemplos:

AVISO IMPORTANTE

A partir de este momento voy a incluir una serie de fotos que, desde mi punto de vista, son las más delicadas de la visita. No se ve nada horrible – de hecho, no se ve casi nada – pero ruego a mis lectores que se replanteen el hecho de seguir leyendo si creen que su sensibilidad puede verse herida.

Continúo…

Bajo los cimientos de la cárcel se puede visitar el primer horno crematorio de este lugar:

IMG_1997

A continuación, medio escondida detrás de una puerta que se encuentra en la parte de la derecha, se ve lo siguiente…

IMG_1996

… una “cama” en la que se realizaban las “autopsias” de los fallecidos…

Más adelante hay una sala en la que no se ve nada…

IMG_1998

pero en la que se “almacenaban” los cadáveres hasta que pudieran ser incinerados.

Y al final de este pasillo, la sala multiusos, dentro de la cual hay una esquina en la que se disparaba a los presos,…

IMG_2001

… una cuerda colgada en el centro, para ahorcar a otros tantos…

IMG_1999

… y los restos del lugar que ocupó un horno crematorio, en la pared de enfrente:

IMG_2000

Al final de la “calle” de la que he estado hablando en todo momento, en la parte de la derecha, se levanta el edificio destinado a funcionar como enfermería de los presos. Su construcción se inició en el año 1944 y aún estaba incompleto cuando los aliados liberaron Mauthausen. A partir de los años 60, este lugar se convirtió en un museo que contiene ropa de los presos, carteles de la época, documentos personales y libros, etc., además de infinidad de explicaciones y fotografías.

Cuando se accede a este edificio, se observa de frente una escalera que desciende hacia el sótano. Lo primero que se observa cuando ya se está abajo es un horno crematorio…

IMG_2007

IMG_2005

… rodeado aquí y allá de más inscripciones y fotografías:

IMG_2006 IMG_2008

No hay centímetro de estos muros que no contenga algún tipo de recuerdo a los prisioneros de este lugar…

Más allá se ha habilitado una habitación, a la que se conoce como “sala de los nombres”, en la que están escritos todos y cada uno de los nombres de los fallecidos en Mauthausen:

IMG_2010 IMG_2011

IMG_2012

Dentro de la sala hay varios libros con listados de nombres de todos los prisioneros

Tras atravesar esta oscura sala, se llega hasta la puerta…

IMG_2015

… de la cámara de gas de Mauthausen…

IMG_2014

… en la que se asesinó a un mínimo de 2.455 personas solamente a partir de 1942.

Os voy a contar algo. Nunca jamás en toda mi vida, en ninguno de los lugares en los que he estado hasta ahora de cualquier país, había olido algo tan raro como aquí dentro. No es algo que pueda describir. No huele a madera. No huele a viejo. No huele a podrido. No huele a humedad. No huele bien. El ambiente está cargado, a pesar de que el aire no está estancado…

El simple hecho de recordarlo me hace ahora mismo ser incapaz de acabar de escribir esto. Así que resumiré la visita como algo que a pesar de no ser bonito sí es interesante, que es algo que no se acaba de creer hasta que no se ve y que creo que, por ello, merece la pena ser visitado.

Información útil.

  • Horario de apertura:
    • 1 de marzo a 10 de julio: de 9:00 a 17:30.
    • 11 de julio a 31 de octubre: de 9:00 a 17:30. Lunes cerrado.
    • 1 de noviembre a 28/29 de febrero: de 9:00 a 15:45. Lunes cerrado.
  • Precio de la entrada: gratuito.
  • Precio de la audioguía: 3 euros.
  • Duración estimada de la visita: 2 horas (puede variar en función del interés de cada uno).
  • Existen visitas para grupos o para visitantes individuales sin cita previa en momentos determinados de la semana.
  • Proyección de un documental una vez cada hora entre las 9:00 y las 15:00.
  • Posibilidad de adquirir publicaciones y material diverso en distintos idiomas en la librería del centro.
  • Para más información: http://www.mauthausen-memorial.at/index.html.
Anuncios

3 comentarios en “Historia en directo: el campo de concentración de Mauthausen

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s