La historia de la albóndiga invertida

Érase una vez un animal cuya especie no recuerdo que se me presentó un día en forma de carne picada. Y me dije: hoy hago albóndigas.

El reto era sencillo. Mami las había hecho ya millones de veces. Yo había estado allí delante muchas de ellas. Se mezclan un par de cosas por aquí, se echa la carne dentro, harina alrededor y a freír. Con salsa al gusto, oye.

Para celebrar la ocasión, me permití el lujo de crear una salsa llena de cebolla, hierbas variadas y vino blanco. Sí, suena muy bien. Lástima que dejara cocer tanto la mezcla que al final tan sólo me quedara la cebolla. Habría estado rica.

Sin embargo, a pesar de haber presenciado tantas veces la preparación más básica del plato e incluso tras haber hablado con mami por teléfono unos minutos antes de la hora H para asegurarme de que iba a hacer todo bien sin destrozarle la muerte a ningún animal… No lo conseguí. Es así, queridos amigos, como he creado la “albóndiga invertida”, que no es más que una albóndiga normal, con la salvedad de que yo le añadí la harina exactamente al principio, al tiempo que se me olvidaban algunos ingredientes básicos y añadía otros de mi propia cosecha, pensando que así “quedaría más redondita”. Mentira. Mis albóndigas se aplastan, porque les falta consistencia. Pero la cebolla superviviente de la salsa les da un sabor muy rico, no lo puedo negar.

Moraleja de esta historia: o empiezo a dibujar los pasos a seguir para desarrollar mi creatividad culinaria, o me acabaré teniendo que nutrir de vegetales.

Anuncios

3 comentarios en “La historia de la albóndiga invertida

  1. sonia. dijo:

    ahhhh las albóndigas… si salen buenas… qué buenas…. y si salen malas…. mejor no volver a tocar nunca ese tema… jajajajaja sabes como las llama el chuche? bombones… jajajajajajaj Son una de mis especialidades culinarias… jajajajaja Una palabra: masterchef.. jajajajajaja

    Le gusta a 1 persona

    • ja ja ja ja ¡me parto con vosotros! Sí… creo que debería ponerme un poco más con la teoría antes de pasar de nuevo a la práctica y destrozar a algún otro pobre alimento 🙂

      Me gusta

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s