Entrevista con…

Los sábados se han convertido en uno de mis días favoritos de la semana. Es el día en el que uno de los principales periódicos de Salzburgo, las “Salzburger Nachrichten” (= noticias de Salzburgo) publica una edición especial que incluye más secciones que el resto de días de la semana, y entre ellas se encuentra una dedicada a la búsqueda de trabajo. Es exactamente la misma que yo ya consulto por internet, con la diferencia de que en el periódico aparecen las ofertas más destacadas, y por eso me gusta rebuscar, a ver qué hay. Y ya de paso me doy un paseo hasta lo que en España sería el quiosco, que aquí es otra tienda más dentro de un edificio, en la que venden prensa, tabaco y lotería. Todo junto.

El caso es que cuando vuelvo de mi paseo separo el grano de la paja, retiro de mi circulación aquellas secciones que no me interesan y me quedo con la que iba buscando. Me recuesto en la cama y empiezo a leer: ofertas más grandes, ofertas más pequeñas, algunas de ellas ocupando media página, otras reducidas prácticamente a un número de teléfono a través del que conseguir toda la información relativa al puesto… A esta tarea suelo dedicarle la mitad de la tarde del sábado. Al acabar tengo un listado de entre dos y ocho empresas a quienes enviarles mi curriculum, cosa que no hago hasta que no llega el lunes, mi segundo día favorito de la semana. Dejo esta tarea para el lunes porque, primero, dudo que las empresas estén los sábados pendientes del correo y, segundo, porque me da la impresión de que da mejor imagen si les escribo entre semana. Manías mías.

Los lunes son también los días en que recibo la mayor parte de las respuestas de las empresas a quienes he escrito las semanas anteriores. Sus correos suelen repetir un mismo patrón: estamos muy impresionados por su curriculum pero lamentamos tener que indicarle que no contamos con usted en la siguiente fase de la selección y bla bla bla. Lo mismo de siempre.

Fue precisamente uno de esos anuncios en el periódico el que me puso sobre la pista de una tienda de ropa en la que buscaban a alguien dispuesto a trabajar en Salzburgo, así, en general, sin especificar dónde. Y me dije: vamos a probar. Probé. Y en vez de la típica carta de rechazo, recibí una llamada. Y otra. Y luego otra. Y tras varias semanas tratando de ponernos de acuerdo para organizar una entrevista, ayer se alinearon los planetas y por fin llegó ese día.

Ésta fue la primera entrevista que realizo en Austria fuera del mundo de la gastronomía. La primera entrevista que tuve fue por teléfono, la segunda la realicé en persona en un tiempo récord, la tercera se desarrolló con total normalidad y en ella estuvo también presente el cocinero alemán y la cuarta, esta última, ha sido la más rara hasta el momento.

Para empezar, me mandaron a Innsbruck. De entrada pensé: o es desde aquí desde donde organizan todas las tiendas de todo el país (cosa que me extraña) o es que buscan gente para esta tienda. La opción ganadora fue la segunda. Sin embargo, la mujer con la que hablé me explicó de todas formas en qué consiste el trabajo, me preguntó cosas sobre mí, sobre mis trabajos anteriores, sobre por qué busco un trabajo fuera de la gastronomía, etc. Tengo que reconocer que algunas de las preguntas las respondí a su vez con otras preguntas y no parece que saliera muy mal la cosa, pero haciendo balance de esos 15 minutos, no sé si tener una buena o una mala impresión. La mujer con la que hablé me dijo que llamaría a alguien de Salzburgo y una de las dos se pondría en contacto conmigo para indicarme si les hago falta o no.

Por una lado es una noticia positiva: son los únicos que me han llamado hasta ahora, parecen interesados (o a mí me dio esa impresión) y no les importa que no tenga experiencia en ese sector, ya que me explicarían todo desde el principio. Por otro lado, no sé hasta qué punto alegrarme: la jornada de trabajo son sólo 18 horas a la semana… Aunque más vale eso que nada…

Para bien o para mal, aún me queda tiempo para seguir buscando y seguir recibiendo contestaciones de todos aquellos a quienes ya he escrito. Por ahora, me voy a dedicar un rato al periódico…

Anuncios

Un comentario en “Entrevista con…

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s