Imagen

Snowflakes keep falling on my head

“A mediados de noviembre del año pasado ya estaba todo blanco”, nos dijeron.

“El año pasado había tanta nieve que (nombre de una persona) se dejó el coche aparcado en la calle toda la noche, y al día siguiente no lo encontraba porque estaba todo blanco y quedó enterrado debajo”, nos contaron.

“El invierno pasado llegamos un día a los 20 grados bajo cero”, dijo una una vez.

“El tiempo y las temperaturas que tenemos estas fechas no son normales por aquí”, decían los abuelos del lugar.

“Como siga sin nevar, nos quedamos sin trabajo antes de tiempo”, pensábamos todos.

Pero no será así; o al menos no de momento. Hace dos días empezó a nevar y por ahora aún no ha parado. En días como estos me alegra la idea de que no haya prácticamente vida en este pueblo y yo pueda quedarme en casa sin hacer nada y sin sentir que he perdido mis pocas horas libres diarias en vano.

Desde mi ventana

Desde mi ventana

2014-12-28 14.37.35

Anuncios

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s