Se acerca el invierno

Y no lo digo solo por la nieve, que se niega a abandonarnos, sino por el cambio de hora que sufrimos / disfrutamos anoche. Sí, amigos, si os lo estáis preguntando: en Austria también tuvimos que retrasar los relojes. ¿Hemos dormido una hora más? Pues yo no lo he notado. Probablemente porque durante toda esta semana he dormido bastante menos de lo habitual y el cansancio se me va acumulando.

¿Y qué es lo mejor de todo en esta historia? En la cocina tenemos colgado un reloj, para que todo el mundo esté pendiente de a qué hora llega el resto de la gente (por si alguien se retrasa y hay que despertarle), para saber qué hora es y llegar pronto para no quedarse sin comida a mediodía, etc. Pues, ¿para qué retrasar el reloj pudiendo cambiarlo? A alguien se le ha ocurrido la bonita idea de descolgar el reloj blanco y colocar en su lugar uno mucho más grande de color negro. Y yo me pregunto: ¿para qué? ¿Para estar acorde con la decoración de invierno que nos van a traer en breve? ¿Porque les da pereza retrasar la hora del reloj blanco? ¿Porque lo han intentado y no son capaces de hacerlo? ¿Se lo han cargado, tal vez? Yo no entiendo a esta gente. Ahora bien, que sepa todo el mundo que ha habido que jubilar al reloj blanco.

Gracias por tus servicios. Siempre estarás en nuestros corazones.

Anuncios

Un comentario en “Se acerca el invierno

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s