Minientrada

Los españoles y la crisis

Queridos todos,

Hoy voy a aprovechar este espacio que internet me brinda para quejarme. Así, porque sí. Y a quien no le guste, que no me lea.

He pasado estos últimos días en España (de ahí el que no me haya manifestado mucho por aquí) y lo que he podido comprobar es que seguimos en crisis. Eso lo sabemos todos. Pero no porque la gente no encuentre trabajo, o porque los políticos crean que gobernar equivale a saltarse las leyes que ellos mismos supuestamente deben defender o respetar… Lo que me he encontrado es una crisis de valores, en la que lo único que importa es uno mismo, lo que uno mismo tiene o puede conseguir y, por supuesto, el teléfono móvil, ese aparato que hace 15 años no nos servía para nada y que ahora nos acompaña a todas horas ¡y que no falte! Ese simple aparatito ha sustituido las buenas conversaciones con la familia a la hora de comer, las cañas con los amigos por las tardes o una discusión en toda regla cuando es debido. Uno ya no se encuentra con una sonrisa por la calle, con una persona amable que le dé los buenos días cuando sale del portal o con una contestación amable cuando va a preguntar algo a cualquier tienda u oficina. Y mucho menos con una discusión por algo importante, ¡es mucho mejor discutir a través del chat del teléfono móvil y echar en cara absurdeces!

¿Qué nos ha pasado? En la parte del mundo en la que me encuentro tenemos fama de gente a la que le gusta la fiesta, pero también de gente simpática y amable. ¿Dónde está eso ahora? ¿Es que tanto nos afecta ese aura de pesimismo que nos invade y que tanto alientan los medios de comunicación? ¿De qué nos sirve tanto manifestarnos, protestar, quejarnos por chorradas y echar la culpa de todo a los demás si no somos capaces de apreciar las cosas más simples que tenemos ahí, a nuestra mano? Nos emocionamos viendo vídeos de gatitos por internet pero no valoramos un “gracias”, un “por favor” o una sonrisa que nos dedica un desconocido. Nos hemos vuelto egoístas, ambiciosos hasta el extremo de llegar a molestar e incluso pisotear a los demás, protestones y quejicas.

Así que desde mi retiro en la montaña os digo, queridos todos: ¡apreciad las cosas que tenéis! A esa señora de la limpieza que te mira por encima del hombro cuando pasas por delante de ella: piensa que hay gente que no tiene trabajo, o que está a kilómetros de su casa y valora lo que tienes, que ya nos gustaría a más de uno trabajar al lado de casa. ¡Y sonríe un poquito, por favor! A la dependienta de la tienda a la que le molesta que le hagas una pregunta cualquiera: si fueras más amable, tal vez tendrías más clientes. Simple, pero útil. A la que discute con su amiga por culpa de una nimiedad y se carga una amistad de años por un capricho o malentendido: ¿en serio te merece la pena?

Dejemos de comportarnos como niños, por favor, y recuperemos la cordura que se nos ha ido escapando poco a poco… Que con tanto egoísmo no nos va a ir mejor.

Anuncios

4 comentarios en “Los españoles y la crisis

  1. Marina dijo:

    He visto el enlace al post de casualidad y he recordado cuánto hacía que no te leía y cuánto lo echaba de menos. Y me gusta que haya sido precisamente ESTE post el que me lo ha recordado. Y me gusta también cómo sabes poner palabras a mis pensamientos e ideas. Estamos muy acostumbrados a oir y no escuchar, tanto que nos da lo mismo lo que suene alrededor. Pero ay! de aquel que no diga lo que queremos oir… Rápidamente la historia cambia y echamos en falta un “por favor”, un “gracias” o una conversación; ya sea de minutos, o de horas, pero una conversación, sobre todo a tiempo…verdad?
    Una vez más, “norabuena” por tu post, y por tu educación, y por tu agradecimiento. Y GRACIAS.

    Le gusta a 1 persona

    • Me gusta que te guste lo que has leído porque gran parte de la idea que me llevó a escribir esto se inició con un objeto maldito (tú ya sabes cuál es)… eso me demostró lo que ya sabía y lo mismo que tú has escrito: a la gente ya no le gusta escuchar ni oír aquello que no siempre suena bonito… es mejor liarla en lugar de hablar las cosas cuando se tienen que hablar.
      ¡Gracias a ti por leerme y me alegra mucho de verdad que te haya gustado este trocito del blog! ❤

      Me gusta

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s