Rock am Ring, 1ª parte. El diario de una novata

Me he retrasado un poquito con esta entrada porque me ha hecho falta algo de tiempo hasta que he seleccionado fotos y vídeos… Ojala esta espera haya valido la pena porque… ¡allá va! Mi resumen de mi primer Rock am Ring…

A pesar de todos los preparativos que mentalmente me organicé, pasó lo mismo de siempre: no me sirvieron de gran cosa. Salimos de Salzburgo el miércoles a mediodía con la idea de llegar a Nürburgring más o menos a media tarde… Y a lo largo del camino nos encontramos con kilómetros de obras en la carretera, atascos de esos que no se ve dónde terminan, enfados dirigidos contra el gps que acabaron modificando las rutas elegidas y perdiendo casi dos horas dando vueltas por el campo… En resumen, llegamos al circuito alrededor de las 20:30/21. Y, tontos de nosotros, pensamos: no habrá mucha gente. ¡Ja! ¡Me río yo de mí ahora! Costó lo suyo salir del atasco y encontrar un aparcamiento que no estuviera ya lleno…

Y del camping ya ni hablo… De hecho ni siguiera intentamos entrar… Apañamos el coche de aquella manera bajando los asientos traseros y estirando los sacos de dormir y ahí nos metimos, por suerte antes de que empezara la tormenta… Porque esa noche llovió, y mucho además.

Vistas desde el coche hacia el burgo ubicado en lo algo del pueblo (Nürburg).

Vistas desde el coche hacia el burgo ubicado en lo algo del pueblo (Nürburg).

Y allí en el coche estuvimos durmiendo cada noche, lo cual tuvo sus ventajas (falta de ruidos alrededor durante la noche, nada de vecinos molestos, se ahorra uno tener que montar y desmontar la tienda de campaña) pero también sus inconvenientes (dolor relativo de espalda el primer día).

Por cierto, que sin darnos cuenta y sin haberlo previsto acabamos aparcando en la zona D9, al lado del Green Camping, del cual descubrí los motivos por los que es diferente del resto de zonas de acampada: no se pueden introducir generadores eléctricos (aunque vi a gente que lo hizo), no se puede aparcar un coche con remolque (aunque vi a gente que lo hizo), no se permiten fiestas más allá de la 01:00 de la madrugada creo recordar y alguna que otra cosa más… Vamos, nada de fiesta las 24 horas, como pasaba en el camping del otro lado de la carretera, en el que cuentan las malas lenguas que hasta explotó una tienda de campaña debido a un bote de desodorante expuesto al sol demasiado tiempo…

Paseando el primer día (jueves) por los alrededores del lugar, descubrimos que la mayor parte de la gente ya había llegado el miércoles o antes, como nosotros, y estaban todos bastante bien integrados por allí. Me sorprendió muchísimo ver cómo un pueblo tan sumamente pequeño y del que casi no vimos a ningún habitante pueda organizar (y hacerlo tan bien) un festival tan grande y al que acude tanta gente como éste. Ole ellos.

Paseando por allí, como decía, conocimos a dos chicas de no recuerdo el nombre de dónde venían, pero que eran bastante simpáticas y nos invitaron a sentarnos con ellas y con otra gente a la que habían conocido en el green camping, al lado de donde habíamos aparcado. De esa gente a la que nos presentaron no diré mucho más aparte de que eran unos profesionales de la acampada, porque no son la clase de personas que me gusten, pero tanto las dos chicas como otros cuantos chicos que había en las tiendas de al lado fueron muy simpáticos y nos reímos mucho con ellos. Me crucé (he de confesarlo) con varios españoles por la zona, pero eso ya fue el sábado y total… para un día que quedaba… me dio un poco de pereza manifestarme como compatriota, todo sea dicho.

Una cosa muy divertida que descubrí en el campamento es que, de repente, una persona gritaba “Helga” y cualquier otra persona de cualquier otra tienda repetía el mismo nombre… Como novata que era, me resultó más gracioso que otra cosa, pero cuando descubrí el por qué, me pareció más divertido aún (esta parte de la historia os la contaré más adelante).

Por cierto, es curioso descubrir lo poco que eché en falta el móvil durante todo el fin de semana… Teniendo en cuenta que intenté buscar una red wifi (que evidentemente no conseguí) y que la batería pasó a mejor vida ya el segundo día, no fue tan complicado acostumbrarse a no estar rodeada todo el día de nuevas tecnologías. Ole yo.

Con respecto a la comida, yo tenía la impresión de que íbamos a optar por los puestos donde se servían desayunos o por comer cualquier cosa rápida en cualquier puesto o bar de la zona… Principalmente, porque no teníamos tienda de campaña alrededor de la que calentar cualquier bote medio preparado y porque tampoco habríamos tenido con qué calentarlo. Pero al conocer a las personas de las que he hablado más arriba se nos ofreció la posibilidad de hacer barbacoas con ellos y oye, ¿por qué no? Así que comimos montones de carne cada día. Carne que, no os creáis, no apareció de la nada, sino que fuimos a comprar a un pueblo de al lado llamado Adenau, que por cierto es muy bonito.

Como se podrá ver en las imágenes, hizo bastante calor. Salvo la tormenta del miércoles por la noche y cuatro gotillas que cayeron de nuevo el domingo por la tarde, que no duraron más de media hora, hizo mucho, ¡qué digo! muchísimo calor. Calor del que no te esperas y para el que por lo tanto no vas preparada porque no llevas más que vaqueros y botas lo suficientemente gorditas como para evitar que se calen si llueve… De esas… De nuevo se nota que yo era nueva.

¿Qué hacer contra el calor si no se lleva ropa adecuada? A la ducha. Aunque eso fue algo que no hizo todo el mundo, supongo que por ahorrarse los 2,50 euros que costaba ducharse con otras tantas personas sin puertas ni nada de por medio… Sí, llamadme lo que queráis, pero yo no estoy acostumbrada a ducharme con tanta gente a la vez, no soy muy de gimnasio la verdad. A pesar de todo, creo que mereció la pena investir dinero en ello.

De los retretes no voy a decir nada salvo que fue buena idea llevar papel higiénico con nosotros, porque se gasta muy deprisa.

Y pasado el último concierto del domingo, nos fuimos para casa. Tardamos bastante en llegar, pero como yo iba durmiendo el camino se me hizo más corto.

Os daré más información sobre los conciertos y otras cuantas cosas que aprendí después de la publicidad…

Anuncios

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s