Galería

Viaje al centro de la tierra (austriaca)

Estoy sentada en un tren. Un tren que me llevará lejos. Sé dónde quiero que ese tren me lleve pero no dónde me va a llevar. Pero no me importa. Porque realmente sí sé dónde para…

Ésta es la historia de cómo aproveché uno de mis últimos días libres de esta temporada para ver mundo, actividad que en los últimos tiempos tenía bastante abandonada. La elección estaba complicada: a un lado del cuadrilátero, el Compatriota, al que llevo debiendo una visita desde hace más de un año; al otro lado, Bárbara, a la que quería ver fuera como fuese antes de volver a casa. De nuevo el mapa, para que os hagáis una idea:

verwaltungskarte_25c325b6sterreich

Yo estoy en la región de Salzburgo. El Compatriota en Voralberg. Y Bárbara en Oberösterreich. Teniendo en cuenta el factor distancia y el hecho de que al Compatriota quiero dedicarle dos días seguidos (que por desgracia ya no me van a dar) ya que uno sólo lo pierdo en el viaje de ida y vuelta… La ganadora del combate ha sido ella.

Tras dos horas y 20 minutos de camino (ya que estas “provincias” están cerca pero no lo suficiente como para que existan excelentes conexiones de tren entre ellas) me he plantado en Linz, capital de la región de Oberösterreich, ciudad a medio camino entre las dos grandes ciudades de este país, las que salen en las guías: Viena y Salzburgo. Pues ahí, al centro de esta zona del país, es donde me ha llevado el tren, cuyo destino final era Hungría.

Lo primero que he hecho al llegar a la estación de tren (Hauptbahnhof) ha sido, como ya viene siendo habitual, comprar una guía y explorarla brevemente antes de iniciar mi recorrido.

 

Me han sorprendido dos cosas. La primera es que no venden demasiadas guías sobre Linz en la propia Linz… de hecho, sólo he visto dos. La segunda es que en la que he comprado proponen formas diferentes de recorrer la ciudad, y una de ellas, la que aparece en el primer lugar de la lista, consiste en hacer un recorrido por las zonas en las que se han cometido asesinatos famosos o de los que se ha hablado en las noticias. !Bonita forma de vender la ciudad, desde luego!

Lo primero que me ha llamado la atención es una especie de parque muy grande que hay al lado de la estación, y allí me he dirigido. “Friedhof” pone en la leyenda del mapa. Voy a ver qué es. No tengo ni idea de lo que significa esa palabra, pero como me da pereza sacar ahora el móvil para buscarla en el diccionario, y en cualquier caso no parece estar muy lejos, voy a acercarme. Además, pone algo de judíos, lo mismo me encuentro con algún monumento o algo que tenga que ver con la Segunda Guerra Mundial. Pues no. Era un cementerio. ¡Bonita forma de empezar mi recorrido!

El siguiente paso ha sido desandar el recorrido y dirigirme a una de las calles que más grandes parecían, que se llama Landstrasse. Justo a la altura en que esta calle se cruza con la calle de la estación de trenes se encuentra el Musiktheater.

Musiktheater.

Musiktheater.

Y enfrente del mismo está el Volksgarten, en el que he encontrado esculturas tan graciosas y encantadoras como la de una serpiente que se muerde su cola y que lleva por título “Der Ring des Nibelungen”.

Der Ring des Nibelungen.

Der Ring des Nibelungen.

Caminando por esa calle (Landstrasse) en dirección al Donau / Danubio he visto muchas cosas muy curiosas:

  • El clima es bastante más suave que el de Salzburgo capital.
  • La ciudad no es tan gris como me la habían presentado antes de ir. Sí, se nota que es una ciudad industrial, pero tiene también sus edificios llamativos.
  • En la calle de la que estoy hablando en todo momento se pueden encontrar desde tiendas carísimas (de esas que mi suegro describe como: esas en las que sólo te venden 10 bolsos y con lo que sacan ya pagan el alquiler) frente a un centro comercial normal y cualquiera, y al lado de una iglesia pequeñísima pero a la vez muy llamativa. Para muestra, las fotos de arriba.
  • Las calles de Linz son bastante más anchas que las de Salzburgo. No sé si se debe a que Linz ocupa una superficie relativamente más plana, a algún tipo de plan de ordenación urbana o a la pura evolución de la ciudad, pero la sensación de agobio se que nota en ciertas partes de Salzburgo caminando por calles estrechas no la noté aquí.
  • El suelo en Linz es bastante más estable; es decir, no es tan irregular como el de muchas calles de Salzburgo, en las que no me imagino cómo se puede lograr caminar con tacones sin romperse un tobillo en el interno.
  • La gente de Linz no viste de forma tan sofisticada (o pija, si queréis decirlo) como la de Salzburgo. Aquí tal vez no influya el rollo: “somos la segunda capital más importante del país y se tiene que notar” o es que justo ese día y a esa hora sólo paseaba gente corriente.

Ahora he de hacer un inciso antes de continuar con mi lista. Recuerdo que en la universidad teníamos un profesor que siempre nos amenazaba con suspendernos si en sus exámenes escribíamos “raza” en lugar de “etnia”. Dicho esto…

  • La mezcla étnica de Linz es bastante mayor que la de Salzburgo. Lo que yo he visto por aquí son muchos turcos; en Linz hay también asiáticos (no soy capaz de definir de dónde proceden, pero había muchos), latinoamericanos, muchísimos españoles… Curioso, cuanto menos.
  • En Linz he visto bastantes más mendigos y/o gente con problemas de alcohol que en Salzburgo. Frente a la propia estación de tren, al lado de los leones de las fotos, ha habido un momento más o menos tenso a la hora de volver para coger el tren, ya que había un grupo de jóvenes con un elevado nivel de alcohol en la sangre y bastantes policías tratando de controlarles… o simplemente de impedir que se cayeran al suelo de bruces…

Pero dejemos al lado las comparaciones.

A la altura en la que la Landstrasse se cruza con la Mozartstrasse, que después se convierte en Rudigierstrasse, está la catedral nueva. Ahí me he perdido bastante rato, aunque sólo he hecho fotos del exterior.

 

 

 

 

Y en el exterior me he encontrado con un laberinto formado por ladrillos unidos entre sí:

Laberinto frente a la catedral de Linz.

Laberinto frente a la catedral de Linz.

Del cual no he conseguido averiguar si se trata de alto temporal o permanente y qué relación tiene con la catedral en sí. Pero ha sido muy divertido ver cómo un señor mayor con una bolsa de plástico en una mano, una niña con una mochila y una pareja joven trataban de buscar la salida cada uno por caminos diferentes.

De vuelta nuevamente a la Landstrasse, al final de la misma, ya casi junto al río, se encuentra el Hauptplatz (= plaza principal), que es la zona más conocida de la ciudad por vistas como las siguientes:

Y más allá de la plaza se encuentra el Donau / Danubio:

IMG_1588

El día fue soleado, relativamente fresco, eso sí, y logré disfrutar de todas estas maravillas en el tiempo récord de una sola hora. Y no, no fui deprisa, me paré tranquilamente en cada uno de los sitios que me gustaron.

Después de este bonito paseo llegó mi amiga Bárbara y comimos tranquilamente en un restaurante mexicano que está en una calle paralela a la Landstrasse, a la que se accede a través de unos soportales ubicados en ésta misma, y tengo que confesar que me encantó porque la comida no picaba demasiado. Muy recomendable.

Y hasta aquí el cuento de hoy queridos niños. La próxima vez que vaya por esas zonas os contaré mi visita al castillo de Linz y al campo de concentración de Mauthausen; o al menos, ése es el plan.

Por cierto, ahora que lo pienso… ¿os he presentado ya a mi amiga Bárbara? Es una bellísima persona nacida en Argentina hace unos cuantos años, residente en Madrid otros cuantos años y actual habitante de Linz, donde trabaja como psicóloga. Sus pacientes, hasta ahora, son españoles, a los que trata de ayudar con los problemas que puedan tener al estar tan lejos de casa, tema del que también escribe en su blog http://psicologaenlinz.blogspot.co.at/. Admite comentarios, sugerencias, peticiones y citas con pacientes a través del propio blog y de su correo barbarabelenky@gmail.com. ¡Toma publicidad!

Anuncios

Un comentario en “Viaje al centro de la tierra (austriaca)

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s