Patinar o morir

¿Qué se puede hacer en invierno estando en los Alpes? A pesar de que no haya tanta nieve como el año pasado por estas fechas (porque no la hay)… ¿Deportes de invierno? ¡¡Sí!! ¿Esquiar? ¡¡No!! Sigo sin saber, y sin tiempo ni excesivas ganas de aprender, así que he buscado una solución alternativa igualmente entretenida, mucho más barata e infinitamente más fiable para mi integridad física. ¿Trineo? No, tampoco. ¡Hockey sobre hielo! Pero como espectadora, aún no estoy preparada para dedicarme al deporte profesionalmente.

El último de mis caprichos me ha llevado de nuevo a un lugar de la región de Salzburgo que me encanta, llamado Zell am See. En primavera tiene este aspecto:

Zell am See en el mes de abril.

Zell am See en el mes de abril.

No, la foto no está retocada, por cierto. En invierno no os lo puedo enseñar, porque siempre que voy son más de las 17:00 y ya es de noche.

Volviendo al tema del hockey… Antes de disfrutar del partido nos metimos entre pecho y espalda una señora cena en un señor restaurante que ya conocíamos, y de ahí nos fuimos al estadio, que está casi en el centro de la ciudad. La entrada costó alrededor de 13,50 euros; algo más de lo que yo creía, pero no tan caro como podría haber sido. También es cierto que se trata de un equipo no profesional (por lo que tengo entendido), aunque, eso sí, hay que ver cómo juegan…

Lo primero que pensé nada más entrar en el estadio fue en mi madre. Mi madre, esa mujer que siempre me decía cuando yo era pequeña: cuando entres en un sitio, quítate el abrigo, que sino vas a tener frío cuando vuelvas a salir a la calle. Pues ahí las reglas de las madres no sirven, porque dentro hacía mucho más frío que fuera. ¡Si lo llego a saber me llevo un abrigo más gordito! ¡O dos!

Y hasta aquí la parte introductoria. Pido perdón a quienes sepan cómo funciona este deporte por la cantidad de tonterías que podrán leer a continuación, porque voy a relatar el partido desde el punto de vista de una no entendida que una de las primeras cosas que pensó cuando los jugadores entraron fue !anda! ¡pero si se parecen muchísimo a los de los videojuegos! ¡se mueven igual!

Los jugadores entraron en la pista de hielo. El comentarista (un señor demasiado efusivo para mi gusto) los fue presentando uno a uno. Los aficionados fueron aplaudiendo. Los ultras del hockey (que también los hay) tocaban los tambores. 4 tambores para unas 10 personas que había en esa parte de la grada. No está nada mal. Las reglas del juego no las voy a describir porque aún estoy en proceso de aprendizaje y asimilación, pero no me parecen complicadas, así de entrada. Hay tres tiempos de 20 minutos con dos pausas de 15 minutos entre cada uno de ellos. Y por lo que al juego (y a las pausas) respecta, vi de todo:

  • Que los jugadores no siempre mueven el disco en horizontal, sino que lo hacen rodar de canto o lo lanzan por encima de otro jugador, como si se tratara de un balón cualquiera.
  • Que cuando se cabrean y pegan muy fuerte al disco pueden llegar a romper los sticks, los cuales, por lo que tengo entendido, no son precisamente baratos (al igual que ocurre con el resto de cosas que llevan en el cuerpo). Por cierto, si a alguien le interesa saber cómo se fabrican los sticks, he encontrado un documental que lo explica.
  • Que en los descansos sale un señor y va dando vueltas alrededor de la pista montado en una máquina de hielo muy chula: por la parte de detrás suelta unos chorros de agua caliente y con una goma gigante va fregando el suelo de la pista. Se ve que el agua tiene que estar caliente porque así se congela más rápido y, de esta forma, cuando los jugadores vuelven a la pista, está todo más brillante, más bonito y se puede patinar mejor.
  • Que justo al comienzo de cada tiempo los porteros hacen una especie de danza ritual delante de su portería mediante la cual rayan el suelo con el filo de los patines para evitar que en esa zona el disco vaya deprisa y así puedan verlo si les van a marcar goles. ¿Se dirá gol? ¿Alguien lo sabe?
  • Que los ultras (que son o parecen menores de edad) cantan las mismas canciones que los ultras del fútbol, sólo cambian los nombres de los jugadores y, evidentemente, el del equipo.
  • Que los jugadores van rotando infinitamente a lo largo del partido y se combinan muy bien para conseguir que solamente haya cinco personas a la vez en la pista. Creo que yo no podría conseguirlo, estaría siempre pensando: ¿me toca a mí? ¿salgo yo ya? ¿cuántos somos ahora?
  • Que dos no se pelean si los árbitros no quieren. Si no quieren, mandan a los jugadores cabreados a una especie de banquillo acristalado. Hay dos, uno para cada equipo, así se pueden hacer burlas mientras están castigados pero no llega la sangre al río. Si los árbitros quieren (y en este caso quisieron a la tercera), hay pelea y puede acabar, como acabó, con no sé cuántos cascos y sticks tirados por el hielo y con no sé cuántos jugadores castigados en la cristalera. Días después supe que ese equipo en particular es uno de los más agresivos de la región, y por eso suelen tener bastante público.

Y hasta aquí, mis primeras impresiones. Quedo pendiente de ir a ver más partidos, así que no descarto nuevas entregas de peleas sobre el hielo.

Anuncios

6 comentarios en “Patinar o morir

    • ¡Tienes razón! Me encantan los penalti jaja Ya había oído hablar de los Red Bulls, parece ser que no son tan agresivos pero sí mucho más rápidos… Primera liga, tú lo has dicho… Lo único “malo” es encontrar a alguien que se apunte, a mi acompañante habitual no le gusta nada todo lo que tenga que ver con la marca Red Bull… Es una larga historia jaja ¡Gracias por la recomendación!

      Me gusta

    • ¿Vecina? Esto me intriga… Y mucho además… No he llegado a averiguar aún dónde andas tú… En tus entradas sólo he leído iniciales… ¡Quiero saberlo! ¡Dime dónde estás! jajaja

      Me gusta

      • ¡Ajá! Pues sí estamos cerca sí, yo estoy a 50 km al sur más o menos… Es cierto que en tu blog no he leído mucho al respecto, pero lo que he visto por ahora me gusta y mucho!!! Simplemente me tengo que poner un poco al día porque he visto que tienes entradas desde hace mucho tiempo, pero por lo demás… ¡mi enhorabuena!

        Me gusta

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s