Con cinco sentidos

Resultan curiosas las cosas en que me fijo. Decidí escribir este post el día que me dio por mirar la leyenda de un paquete de tabaco que encontré encima de la mesa de la cocina, escrito en húngaro. Tenía sólo 4 palabras, pero la Compi Maja me explicó que significaban que si fumas puedes tener problemas en los pulmones. ¡4 palabras para decir tantas cosas! Creo que a veces hablamos o escribimos demasiado…

Cuestiones filosóficas aparte, creo que puede ser divertido o, por lo menos, original, hablar de cosas normales y corrientes, pero en versión alemana.

Gesicht

Lo impresionante de la región son las montañas, la nieve, la mezcla de culturas que puede haber en un sitio tan pequeño… Pero si se vuelve la vista a la tierra, se encuentran cosas tan banales como:

Billete de autobús

Billete de autobús

Un billete de autobús. ¿Que para qué queréis verlo? Porque me hace ilusión enseñar lo grandes y bonitos que son, el precio, el nombre de la compañía de autobuses de la zona, etc.

Me hubiera gustado mostrar una factura de un comercio cualquiera, para que se pueda ver algo tan básico como la expresión “Vielen Dank für Ihren Einkauf! Umtausch 14 Tage nur mit Kassenbon” (= ¡Muchas gracias por su compra! Cambios 14 días sólo con el ticket de compra). Es algo que puede que a nadie le interese, pero siempre que compro algo en algún país extranjero me guardo al menos un ticket, más para recordar ese tipo de frases que para pensar en el dinero que he podido gastarme.

Geschmack

Quien me conoce se reirá, y quien no sepa esto también: me encanta el sabor de la leche y, de hecho, suelo ser muy exigente con los sabores de las marcas, porque noto las diferencias entre cada una de ellas. Aquí aún no he tenido tiempo de crear mi propia escala de valores, porque sólo he probado una marca, pero tengo que decir que está riquísima. Todas las mañanas bebo un vaso de medio litro de leche (sin exagerar, que son vasos en los que figura la capacidad) y sabe mucho más fresca que la que tomaba en España. Si no recuerdo mal, el porcentaje de grasa es inferior al 3%, y cuando la bebes tiene una textura casi como de agua, es un sabor suave y fresco, sobre todo fresco.

Y no sólo la leche, el agua del grifo sale fría y, sobre todo, pura. Estoy en lo alto de una montaña, algo bueno tenía que tener estar rodeada de tanta nieve. Me encanta esa frescura, incluso los días en que abres el grifo y el agua no es transparente, sino casi blanca… Al principio pensé que se trataba de un problema de las tuberías, pero debe tener alguna relación con la nieve, porque la he probado y sabe exactamente igual.

Aunque, evidentemente, por encima de todos estos sabores destaco el del Erdbeersirup, que, como sabéis, es mi nueva bebida favorita. A veces lo sustituyo por Holundersirup, que tiene un sabor más suave, pero por ahora no ha conseguido superarlo.

Gehör

Este sitio es tan tranquilo que apenas se oyen ruidos en la calle. De vez en cuando vuela y grazna un cuervo (que tal vez sea siempre el mismo) y en la parada de autobuses siempre se oyen gritos, porque justo al lado están las pistas de nieve y sale mucha gente con esquís y tablas de snowboard. Pero, dado que la parada se encuentra a unos 200 metros de mi “casa”, tampoco tengo necesidad de escucharlo. Desde mi antigua habitación, cuya ventana estaba orientada hacia la puerta principal, se oían muchas más cosas, como la gente entrando y saliendo del hotel, o la música del bar de abajo. Pero desde que me cambiaron a la nueva vivo mucho mejor, porque por la parte de detrás del hotel no hay nada, y el bar ya no está justo debajo de mi cuarto.

Otro tema distinto son los ruidos dentro del hotel. Siempre se oye a la gente subiendo y bajando por la escalera (mala suerte que tengo de tener la puerta de la habitación justo enfrente de la escalera del personal), la puerta de la antigua cocina, que cuando se cierra de golpe en la planta de abajo hace retumbar el pasamanos de la escalera (por lo que siempre lo escucho) y, según algunos, también se escuchan los muelles de los colchones de determinadas habitaciones. Agradezco tener un sueño bastante profundo, porque yo aún no he oído ese tipo de ruidos.

Geruch

La primera vez que bajé al pueblo olía a granja, o a zoo, pero no vi animales por ninguna parte. Tan sólo unas semanas después, un día que la nieve se había deshelado, descubrí de dónde procedía ese olor: de unos restos de caballo que había sobre la hierba, y no se trataba precisamente de pisadas.

A lo que “huele” la mayor parte del tiempo es a aire frío, de ese que respiras tan profundamente que notas cómo entra en los pulmones, pero es un aire tan puro que no te importa inhalar continuamente, aún sabiendo que si repites esa operación durante muchos minutos puedes llegar a resfriarte o a aumentar el tamaño de tus propios pulmones, en caso de que eso sea posible.

Huele muy bien la lavandería cuando terminan de lavar las sábanas, y me encanta el olor de la cocina a las 7:20 de la mañana, que es cuando nuestro Cocinero/Lavaplatos saca la bandeja de croissants recién hechos del horno. No es de extrañar que cada día “coja prestados” unos cuantos, ¡están tan ricos!

Gefühl

Uno de los elementos cuyo tacto me resultó menos agradable fue la nieve. Y no porque no me guste, sino porque la toqué cuando me caí intentando subir unas escaleras, el día después de haber llegado aquí. Es algo que todo el mundo sabrá, pero aún así me veo en la obligación de decirlo: quema, y mucho. Y no solamente quema 5 segundos después de haberla tocado, sino que esa sensación perdura más minutos de los deseados, y resulta complicado calmar esa quemazón.

Pero de entre todas las sensaciones más agradables que encuentro aquí destacaría dos. Por un lado, la posibilidad de estar en manga corta o en tirantes en casi cualquier parte del hotel, debido al calor que desprende la calefacción día y noche. Y el contraste de salir en manga de camisa a la calle cuando tengo que tirar la basura, volver corriendo al hotel y sentir esa ola de calor, como si me pusiera una manta por encima.

Por otra parte, me encanta la sensación de tumbarme en la cama después de todo un día trabajando. Mi colchón está ligeramente hundido, pero eso sólo hace que tumbarme equivalga a caer en un sitio en el que algo blandito me envuelve y eso, unido al edredón nórdico que tengo, me lleva a no sentir nada cuando duermo. Dejo de sentir el dolor de los pies, el dolor de los dedos de las manos, y todo alrededor parece ser una nube blanca y calentita donde nada se siente, nada huele, nada se escucha, nada sabe a nada y, por supuesto, nada se ve.

Anuncios

6 comentarios en “Con cinco sentidos

  1. Rosa dijo:

    Me encanta la descripcion que has hecho de los cinco sentidos.Yo tengo el olfato y el oido bien desarrollado y he escuchado el portazo de la puerta de la cocina y todavia me estoy relamiendo con el olor de los croasanes.!!Buen fin de semana,

    Me gusta

  2. Danke Rosa! Gleichfalls!
    Esta mañana me he dado cuenta de que se me olvidó escribir sobre la emisora de radio que escuchamos todas las mañanas, donde suena desde Rihanna hasta Mecano (y no bromeo). ¡Es genial!

    Me gusta

  3. Mamen dijo:

    Prepárate Rosita, que cuando se descuide María llegamos por allí tu y yo silbando, como el que no quiere la cosa…metiéndole mano a los croissants, Luego que nos busque el cocinero-lavaplatos,jejeje

    Me gusta

    • Ja ja ja Tranquila Mamen, sabe que me los como… De hecho, él coge un par de ellos cada día, así que no creo que le importe tener que calentar unos cuantos más para vosotras 🙂

      Me gusta

    • ¡¡Uy que me ruborizo!! Tranquila, que en abril nos vamos al bar de siempre y desayunamos croissants o lo que tú quieras. Y ahora que pienso en comida española, ¿sabes que llevo unos días comiendo cosas parecidas a las de allí? Hace un par de noches cené un mixto, y ayer el Cocinero Turco cocinó unas patatas, huevos fritos y no sé cuántas cosas más, y me auto-preparé unos huevos rotos que no estaban del todo mal XD

      Me gusta

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s