Volando voy, volando vengo…

… por el camino… yo me entretengo…

Pensaba hablar de los líos con los que ha empezado este viaje deshaciendo y rehaciendo la maleta por última vez en Barajas debido al exceso de equipaje… Pensaba hablar de cómo, mientras yo pagaba el exceso de equipaje, veía a mi familia guardándome polvorones por todos los bolsillos habidos y por haber que tienen las maletas que traigo…

Pensaba hablar de la gente extraña que me he encontrado en los aviones que he cogido para llegar hasta Munich / München, como por ejemplo: el señor que se ha sentado a mi lado y que, sin tener el pobre ni idea de alemán, se ha pasado las 2 horas de vuelo dando vueltas al Frankfurter Allgemeine Zeitung (que tiene un tamaño considerable) para ver las fotos (comprobado) dándome codazos mientras tanto… O ese otro señor (véase: el mismo del periódico) que se ha persignado cuatro veces y se ha agarrado al reposabrazos del asiento cuando hemos despegado como si no hubiera un mañana… Qué mal lo ha pasado el pobre…

Pero no, en realidad la historia de mi llegada a München es más divertida que todo eso…

  • 22:41: llegada del vuelo Palma de Mallorca – Munich. Ya iba con retraso.
  • 23:15: terminan de salir las maletas. La mía llega rota, tal que así:
Asa rota

Asa rota

  • No recuerdo a qué hora: consigo llegar al Hauptbahnhof (= estación central), cerca de la cual está mi hotel. Muy bonito, por cierto. Cada planta está decorada con un tema; yo estoy en la planta “Pop art”. ¡Me encanta!
  • Saliendo de la estación: no encuentro la salida que yo había marcado en el mapa, pregunto a una señora y me manda a la otra punta (cara de desesperación). No pasa nada. Temperatura exterior: -4ºC, aunque llevo tantas capas de ropa que incluso tengo calor…
  • Saliendo de la estación por la salida por la que no tendría que haber salido: se me rompe la parte de la maleta por donde se debe sujetar ésta para tirar de ella y que las ruedas hagan su función. Solución: un completo desconocido me ayuda a subirla por las escaleras de piedra (las mecánicas ya no funcionaban) sin pedirle ayuda. Me gusta esta gente. Siguiente solución: empujo la maleta por la calle. Problema: hay nieve… Montones de nieve… Conclusión: arrastrar una maleta de 32 kg. que está rota no es fácil… Provoca agujetas y heridas en las manos. Recomendación de uso para quien siga mis pasos: poneos guantes para empujar la maleta o, mucho mejor, comprad maletas de buena calidad. Encuentro a dos chicos que parecen asiáticos y les pregunto por la calle donde está el hotel.

Ahí empieza la parte graciosa de la historia, que en realidad es muy breve. Se trataba de un chico y una chica, no sé si serían hermanos, novios o simplemente amigos. Les he preguntado si conocían este hotel o la calle donde se encuentra, por lo que el chico, tras comprobar que mi maleta estaba rota, la ha subido en su bici y me han acompañado hasta la mismísima puerta del hotel para evitar que tuviera que ir yo sola arrastrando ese bicho. ¡Es genial!

Pero ya empiezan mis problemas con los idiomas, porque confundo el inglés con el alemán, y el pobre chino se ha acabado liando. Digo que es chino, porque le he preguntado de dónde eran, si viven aquí, etc. Lo típico cuando encuentras a un desconocido tan lejos de casa. Que conste que ellos también me han preguntado qué hago yo sola por aquí a estas horas de la noche… ¡Qué majos! Él estudia geofísica, y dice que ha acabado aquí y no en cualquier otra parte porque no tenía muchas opciones donde estudiar fuera de China y también porque le gusta mucho el fútbol. He estado a punto de regalarles un polvorón de esos que llevo en todos los bolsillos, pero me ha dado un poco de vergüenza…

En el hotel, el hombre de la recepción sabía español (más lío aún), y me ha medio arreglado parte de la maleta… Voy a ver si saco al MacGyver que llevo dentro y hago algo con ella, porque mañana no abren ninguna tienda donde pueda comprarme otra antes de las 9:00, y a esa hora ya estaré camino de Salzburgo…

Auf wiedersehen!

Anuncios

17 comentarios en “Volando voy, volando vengo…

  1. Alucino en colores! Tu aventura empezo desde facturacion hasta Munich. Joder, lo de la maleta es una putadix. No hay alguna tienda en el aeropuerto??? Busca algun apaño mujer. Ainsss, te mando animos y ahora, que estaras in the train, muchos saludetes desde Renfe jajaja. Venga!!!! Tu puedes!!!!

    Me gusta

    • Ja ja ja! En Mallorca me encontré varias tiendas de El Corte Inglés dentro del Aeropuerto, pero nada chica… Sólo vendían abrigos… Lo que tengo que buscar ahora es tiendas por aquí, que necesito otra maleta!! Ya os contaré, ya!

      Me gusta

  2. Mamen dijo:

    Me alegro que estés bien, nenica. Ayer me acordé toda la tarde de ti. Ya sabes, cuenta cuenta cuenta! Aunque tal y como lo describes, hemos estado todos allí.

    Me gusta

    • Gracias guapísima! Yo también me he acordado de ti esta mañana viniendo en el tren, porque me he pasado todo el viaje (las 2 horas) hablando en alemán con una señora de la zona. ¡Ya voy siguiendo tus pasos! je je Ya os escribiré más despacio y seguiré contando por aquí las cosas que vea, que ya se me ocurren unas cuantas…

      Me gusta

  3. Rosa dijo:

    La culpa no es de la maleta ni la calidad de la misma ,es de los señores que trabajan en barajas que tratan las maletas a patadas, literalmente.Es una pena,pero te ha servido para encontrar gente que te ayuda cuando lo necesitas,tenemos que aprender un monton de los cabeza cuadrada.. La prediccion del tiempo decia que a tu llegada -6º,un poco de fresco.Bueno yas nos contaras que tal el hotel y sobre todo el “Chef”.

    Me gusta

    • Al llegar al hotel de Munich el señor de la recepción también se asustó al ver la maleta, y me preguntó si no había reclamado por los daños… Pero sinceramente, era tan tarde y estaba taaaaan cansada… 😦 Ya tengo excusa para comprar una maleta de origen austriaco je je

      Me gusta

  4. Marta dijo:

    Hola María! Me ha encantado esta entrada, así todos nos vamos enterando de cómo estás. Espero que a estas horas ya estés en tu destino. Un besote y ya nos contarás que pasó con la maleta 🙂

    Me gusta

  5. loliya dijo:

    Madre mía!!!! Lo tuyo es alicinante… Estos de barajas podian tratar un poquito mejor las cosas… Que seguro que sus cosas no las tratan así!!!
    Me alrgro de que el viaje dentro de lo que cabe vaya bien!!!! Aunque supongo que ya estaras em Austria!!!!
    Tu cuentanos como va la cosa.
    Un besazo wapa.

    Me gusta

    • Para nada! Aún no he terminado de sacar cosas de los bolsillos de la maleta grande… Por ahora sólo llevo tres polvorones, que he juntado con el jamón y el plátano y el kitkat de esta mañana 😉

      Me gusta

  6. Mami dijo:

    Esto de hablar por aquí mola. Se te ve muy guapa por skype. Me gustaría que nos viéramos más, pero como no se puede te mandaré más mensajitos. Me gustan las fotos, parecen postales. Tengo ganas de verte de tirolesa para enseñarle la foto a mis compis que preguntan todas por ti. Un besazo.

    Me gusta

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s