Aníbal vencedor

Aunque sin hordas de elefantes ni soldados que sigan mis pasos, yo, al igual que Aníbal en 218 d.C., también he cruzado los Alpes. ¡Bien! Lo suyo me ha costado, de todas formas…

La salida del hotel de München ha sido muy sencilla, porque había una rampa para bajar la maleta… Llevarla hasta la estación de tren me ha costado algo más de los 2 minutos que se suelen tardar en condiciones normales… yo diría que aproximadamente 20… Sí, más o menos. De nuevo se ha vuelto a romper la parte de donde se sujeta la maleta para tirar de ella, y me ha tocado ponerme los guantes (hoy lo he hecho bien) y arrastrarla de mala manera. Por suerte el tren ha llegado con 10 minutos de retraso y he podido sentarme a respirar, ya que con tanto peso tirando de mí en todas las direcciones posibles resultaba bastante difícil…

Una vez dentro del tren, he elegido un compartimento que estaba vacío, tal como éste:

Trenes austriacos

Trenes austriacos

porque no quería molestar a nadie con el tamaño de mi maleta. Sin embargo, una señora de Allgäu me ha acompañado durante todo el recorrido y hemos acabado hablando de todo un poco: del tiempo, de la crisis económica en España (sí, pero no me preguntéis cómo lo he hecho porque me ha costado bastante explicarle el problema), de la familia, de qué hace una española con tanto equipaje como yo viajando sola en un tren regional… Lo típico. Ya puestos, he barrido un poco para casa y le he explicado qué es el turrón y los polvorones y, aprovechando que llevo un montón en los bolsillos, he intentado regalarle uno y no ha querido, decía que le daba pena quitarme cosas que me ha dado mi madre, pero que muchas gracias.

Donde más “problemas” he tenido ha sido en Salzburgo. Debía coger otro tren, y me ha llevado una media hora encontrar el andén y llegar hasta él. Con la maleta, cómo no, a rastras, ya que se ha vuelto a romper por arriba y también por abajo: ya ha perdido la pieza sobre la que descansa el peso cuando se queda (o quedaba) de pie. Necesito encontrar urgentemente una tienda donde vendan maletas y quemar ésta. O tal vez reciclarla, que aquí son muy suyos con estas cosas.

El caso es que creo que han sido 4 en total las personas que me han ayudado a arrastrarla y a subirla y bajarla de los trenes que he utilizado. Y, de nuevo, sin pedirle ayuda a nadie. No dejo de sorprenderme con la amabilidad de esta gente…

Cuando he llegado a mi destino, he llamado al Austriaco y, por fin, le he conocido en persona. Habla muy deprisa, pero creo que entiendo alrededor del 85% de las cosas que me dice, lo cual me llena de orgullo y satisfacción. También se ha sorprendido al ver el lamentable estado de mi maleta (que casi no cabía en el maletero de su BMW), pero ha sido muy amable todo el tiempo, y ya me ha empezado a explicar el trabajo que voy a tener que hacer aquí.

A pesar de todo, me ha dado tiempo a dar una vuelta por los alrededores del lugar donde me encuentro, y se ven maravillas como éstas:

Montañas tipo Heidi

Montañas tipo Heidi

Pistas de ski

Pistas de ski

Y muchas más que aún no he visto, porque ya estaba cansada como para bajar andando hasta el pueblo y ver las tiendas.

El resto de trabajadores del sitio me conocen ya como “la española”, aunque no soy la única extranjera: el Cocinero es turco y hay una chica y un chico que vienen desde Eslovaquia. Y, por si fuera poco, el Austriaco me ha dicho que tiene un conocido por aquí que es argentino (el cual quiere conocerme al parecer, por aquello de que no hay nadie por aquí que hable español) ¡¡¡y hasta ha comprado alrededor de 10 botellas de vino de La Rioja!!! Me ha dicho que las ha comprado por mí, pero espero que no crea que voy a beberme todo eso… Si le da por probarlas y veo que la cosa va bien, saco el jamoncito que traigo y tapeamos aquí en condiciones. Pero eso aún está por ver.

Sé que todos estáis esperando a que hable de la comida, pero eso lo dejo para otro día; ahora toca descansar.

Pd. Me ha costado un rato largo terminar de escribir este post porque no dejo de oír voces hablando en alemán dentro de mi cabeza. Puede ser que me esté volviendo loca, o que aún no me haya acostumbrado a pensar en varios idiomas a la vez… ¡Menudo caos!

Anuncios

19 comentarios en “Aníbal vencedor

  1. Gracias por esta entrada, bueno y por todo el blog, eres una narradora estupenda. El sitio parece bonito, también parece que hace un frío considerable pero como veo que tienes unas cuantas entradas tituladas “guía de supervivencia” doy por hecho que estás sobradamente preparada.

    Supongo que la siguiente ya será sobre el hotel en el que vas a vivir/trabajar, bueno que tampoco te quiero condicionar.

    No de dejes de contarnos tus experiencias.
    Un saludo desde Madrid.

    Me gusta

    • ¡Gracias por leerme Tirso! ¡Me halagas! La siguiente entrada no creo que sea sobre el trabajo porque aún no he empezado… al menos no oficialmente… Ya veré qué se me ocurre 😉
      Un besazo!

      Me gusta

  2. loliya dijo:

    María!!!! Un Argentino??? Ten cuidado que tienen mucho peligro… :p te lo digo por experiencia… Jajajajajaja. Uy que se me escapa… Jajajajaja.
    Y ten cuidado con el vino… Que sube a la cabeza…
    Eres un caso… Pero me encanta!!!!
    Bueno “española” un besazo muy grande.

    Me gusta

  3. Sonia dijo:

    Maaaaadre de dios!!! si es que le tenías que haber echado la bronca al chino que tanto te ayudó, porque en su país solo fabrican mierda!!! jajajajajajaja no, pobrecito, que era geofísico y todo… jajajajajaja Anda que como heidi este allí arriba…. simplemente estará muerta, en plan ozzy… jajajajajajaja En fin! prometo no volver a olvidarme del blog! si además lo tengo en la barra de favoritos!!!! y seguir todas tus aventuras en el momento!!! jajajaja Ten cuidadito y muchos besuten!!!!!!

    Me gusta

    • Ja ja ja!!! Nooo, el chino fue muy simpático, la verdad. Y la señora que me encontré ayer en el tren también; la pobre hasta me decía que le daba mucha pena y que era muy injusto que tenga que venir a 2000 km de casa para trabajar dejando en España a la familia y los amigos…

      Me gusta

  4. Joer tía, ha sido una odisea… Dios, te mando una maleta tía, dame la dirección jajajaja. Y quema esa, que es una full. No dejo de reirme, lo siento jijijiji, lo siento jijijiji.
    El paisaje es una pasada, esos calcetis que llevabas el otro día te van a venir bien.
    Ains, tía, 2000 km!!!! Te mando un saludete desde Madrid… Sniffff

    Me gusta

    • Ríete, ríete, que esa es la idea 🙂 Dentro de lo “malo”, lo de la maleta no deja de ser una anécdota de la que sólo quedan unas cuantas heridas de guerra (en mis manos) y lo que en tiempos fue una maleta real, pero que ahora empieza incluso a desmontarse por dentro ja ja ja

      Me gusta

  5. Igor dijo:

    vas a necesitar ese vinito de rioja para entrar en calor allí, así q no decartes ir bebiéndolo poco a poco…y cuidadito con el argentino, q son unos sobones!!! jeje….besitos y q mañana tengas un buen día.

    Me gusta

    • Pues fíjate, la predicción del tiempo para esta mañana era de -14º, y yo sigo saliendo a la calle sin guantes y sin gorro y ni lo noto… Ahora debemos estar a entre -7º y 0º, y para mañana la predicción dice que -10º. En definitiva, que por ahora el vino no me hace falta, y espero que la temperatura no baje mucho más… Y… sí, tendré cuidado papá 😉

      Me gusta

  6. mamen dijo:

    Es que tu desde luego de friolera nada, de nada.
    Si fuera yo me había bebido ya 2 o 3 botellas (y eso que no bebo).
    Refuerzo la idea del anterior comentario del argentino. Cuidadín con el argentino más que con el frio y que con el vino, porque como se produzca el contacto entre los tres factores,… no quiero ni pensar en el producto,jejejeje

    Me gusta

    • Ja ja! No no, quita, nada de argentinos. Poco a poco voy conociendo al resto del gente que trabaja por aquí, y por ahora hay pocos austriacos de pura cepa… Así que me juntaré más con el resto de extranjeros, que me entienden mejor 🙂

      Me gusta

  7. Rosa dijo:

    Creo que ni con el vino,el argentino y dos pares de guates,gorros,etc entraba yo en calor con esas temperaturas,Me ha recorrido un escalofrio cuando he leido las temperaturas. 🙂

    Me gusta

  8. Carlos Fernández dijo:

    virgendelamorhermoso María ¡vaya Odisea !. La de Homero se queda corta . Eres una narradora divertida perspicaz y elocuente . Bueno perdona por sonreirnos con tus aventuras.
    Ya sabes la que te puede caer de Reyes : una Samsonite. Yo al revés que Papá Igor te sugiero una fuente de calor próxima sobre todo si ésta está buenorra , tiene dinero , es joven y no psicoanaliza demasiado. Y el vino que tiene asunciçon no es vlanco ni tirto ni tene calor…hip.
    Que tu curre sea gueno feliz y no te esclavizen damasiado.
    Seguiremos tus aventuras. Muchos bicos

    Me gusta

    • Ala!! Muchas gracias Carlos!! Me alegra ver que te divierten mis aventuras, ésa era mi intención 😉
      La Samsonite me la regalaré yo misma en cuanto baje al pueblo la semana que viene o cuando vaya a Salzburgo, que creo que será también en breve 😉
      Pero mientras, a acostumbrarme a los horarios de las comidas y a los acentos que escucho por aquí, que son todos distintos 😉
      Un besazo!

      Me gusta

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s