Qué llevarse a una isla desierta

Ayer hablaba con un amigo sobre las ventajas de tener redactada una lista permanente de cosas útiles para llevarse de viaje, de manera que si surge un plan cualquiera, sea posible hacer una maleta en tiempo récord sin olvidarse de nada.

Sé lo que estáis pensando, pero no, no la tengo. Vamos, no una lista que sirva para todos los viajes, pero sí tengo casi terminada la de éste en particular. La he escrito en dos idiomas: español (para apuntar lo que quiero llevarme) y alemán (para aprender o recordar cómo se dicen ciertas cosas por si se me rompen o se me gastan y hace falta reponerlas). Nivel de frikismo: 8 sobre 10.

Mi siguiente paso (y eso sí es de ser un poco rarita) será calcular el peso de todas esas cosas para evitar superar los 23 kg. que Air Berlin me deja facturar… O, si los sobrepaso, para poder eliminar cosas innecesarias antes de salir de casa ese día.

Pero el principal problema que tengo en este momento es otro. Y es bastante grave, porque tiene su origen en mi infancia y ya es un poco tarde para arreglarlo. Dejadme contarlo. Yo tenía entre 6 y 8 años. Mi abuelo me había grabado la película “La Bella y la Bestia”. La primera vez que la vi decidí qué quería tener cuando fuera mayor: una biblioteca como la del castillo de la Bestia, con montones de libros…

Algo así:

2/3 de mi colección de libros

En el último recuento calculé alrededor de 428 en total, así que voy por buen camino.

Siempre que alguien me preguntaba: “¿y tú qué te llevarías a una isla desierta?”, mi respuesta (obvia) era: libros. Ahhh!! Nadie especificaba que tuviera que ser un único objeto o un conjunto, así que se aceptaba como actividad de compañía. Pero ahora me encuentro ante un dilema… ¿Cuáles me llevo? ¿Y cuántos? Una amiga me propuso hace unos días una buena solución: comprar un e-book. Ya… pero no lo veo. No, porque entre esos libros aún hay muchos que no he leído, y cambiar mi formato de lectura habitual no va a hacer que reduzcan su tamaño o que pesen menos. Además, confieso que destrozaría mi propia ilusión de la infancia. Así que gracias, pero seguiré con el plan antiguo.

Tras un intenso debate conmigo misma, creo que tengo la solución:

Libros ganadores del concurso

A Feast for Crows: porque es el que estoy leyendo ahora, y no creo que lo vaya a acabar antes de marcharme. La caída de los gigantes: porque no tengo otro que aún no haya leído con más páginas que ése.

Y todo esto me lleva a afirmar: los sueños de la infancia están muy bien, pero no cuando tienes que cargar tú con todo el peso… Ya veremos el día que haga una mudanza…

Anuncios

11 comentarios en “Qué llevarse a una isla desierta

  1. fer dijo:

    🙂 Ese amigo tuyo es muy listo… y muy guapo, seguro 😛 No eres rara por hacer la lista, y menos por calcular el peso! Se trata de ser prácticos nomás wey! La gente es que no es precavida, ellos sabrán… (la putada es que luego los marrones por su noprecavidez -queda mas bonito que noprecaución- nos los comemos los sí precavidos) Y lo otro, también estoy de acuerdo, los e-books son caca, con lo bonitos que son los libros normales, y cuanto mas antiguos -vintage se decía nowadays- mejor!! Yo también quiero la biblioteca del castillo de la bestia, es mi escena preferida 🙂 (mmm parezco una chica… esto… ejem…. voy a escupir un rato y a enyesar paredes, ahora vengo)

    Me gusta

    • Ja ja ja! Al leer tu comentario te he imaginado vestido con un tutú rosa y bebiendo té de mentira en tacitas de plástico con las que juegan las niñas… Ja ja! Habrías sido mi amiga de la infancia perfecta! 😀 Pero sí, tienes razón… donde esté un libro “normal” y una biblioteca descomunal, que se quiten ciertos inventos tecnológicos… Fecha: 29/11/2012 (anoto el día en que escribo esto para que me puedas reprochar este comentario cuando te diga que me he comprado un e-book)

      Me gusta

  2. Los libros son amigos fantásticos que nunca decepcionan o abandonan, por lo que son ideales para un viaje como el tuyo…creo q es buena elección, pero yo me llevaría alguno más pese al peso…son muchos meses y pocos libros los q llevas… 😉

    Me gusta

    • Tienes toda la razón del mundo 😉 Tal vez debería hacer otro casting de libros y añadir alguno más a la lista… ¡Gracias por la sugerencia y por tu comentario! 😉

      Me gusta

  3. Marina dijo:

    Estupenda lista, aunque para algo temporal yo sí añadiría el Kindle (lectura amplia y variada garantizada y cuando vuelva ya tengo mis libros otra vez!). Añade tarjetas peluditas y los más mejores deseos…ocupan muuucho espacio pero no pesan ná en tu maleta 😉

    Me gusta

    • Ja ja ja! ¿Estás segura de que no te llevas comisión por esto? 😉 No sé qué hacer… Necesito organizar una comisión de emergencia para valorar qué libros no me he leído aún y cuáles de todos ellos puedo incluir en mi lista.
      Las tarjetas peluditas y los buenos deseos me los llevo a montones (especialmente los segundos) y encantada!!! 🙂

      Me gusta

  4. Pues yo te recomiendo: Todo por la banca (Botín), Política Fiscal, Un Enfoque de Tributación Óptima (Fergusson), Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), ….
    Que noooo, que es bromaaaa jajajaja. Ya me los leo yo y me dan ganas de llorar jajajaja.
    Al final, te guste o nó, te vas a comprar un e-book porque no vas a poder ir con tanto trasto por ahí. Es así, asúmelo jijijijijiji
    Me gustan tus elecciones 😛
    Ya te dije por Whasp que me llevaría un generador solar, una caravana gigante, un alambique gigante con cebada y a Chicote jajajaja
    Un saludín guapa!

    Me gusta

    • Noooo! Sigo huyendo de la idea del ebook… principalmente, porque ya no tengo muchos días como para hacer un estudio de mercado profundo con el que comparar marcas y precios…
      Cuando termine de hacer la maleta la pesaré, y en función del sitio que me quede libre (si es que queda algo) meteré algún otro libro más; ya tengo un par de candidatos je je

      Me gusta

  5. Rosa dijo:

    Seguro que en Sant Johan hay” cienes y cienes” de libros que podras leer ,. Te recomiendo uno “Dime quien soy” Julia Navarro …ah otro “La mano de fatima” Ildefonso Falcones o si no la segunda parte de “la Caida de los gigantes” “El invierno del mundo”. NO te compres un E-book perderas la costumbre de chuparte el dedo para pasar la hoja y perderas el olor de las hojas de un libro nuevo.

    Me gusta

    • ¡Una partidaria más de los libros en papel! ¡¡Gracias!! Aún sigo pensando cuáles llevarme… En principio me habría gustado guardar en la maleta La caída de los gigantes (que aún no lo he leído), pero me da la impresión de que no me va a caber…

      Me gusta

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s