Noticias de Gurb

El Austriaco al que llevo intentando localizar por teléfono desde el jueves no es el Austriaco con quien yo quería hablar realmente. Bieeeeen. Ya empiezo bien.

Hoy, en el casi último intento por hablar con él para asegurarme de que todo está en orden (ya que no he recibido nada por correo ni he vuelto a tener noticias suyas) he conseguido hablar con otro Austriaco y con una Austriaca. Con ella he estado hablando todos estos últimos días y tengo que reconocer que es tremendamente amable. Cada día repetimos la misma conversación:

Austriaca: Hola, aquí (nombre de la Austriaca).

Yo: Hola, soy (mi nombre completo, por si acaso), ¿puedo hablar con (nombre del Austriaco)?

Austriaca: No, no está en este momento.

Yo: Ok, ¿cuándo puedo hablar con él?

Austriaca: Vuelve a llamar (diferentes momentos y horas a lo largo de días distintos).

Yo: Muchas gracias, hasta pronto.

Austriaca: Hasta pronto.

Resultado de la repetición: cada vez que me coge el teléfono, acaba riéndose. Como hoy.

El caso es que finalmente he conseguido hablar con el Austriaco por el que yo preguntaba, que ha sido algo más borde que los otros dos. Supongo que será el jefe supremo del lugar y estoy segura de que le he molestado en medio de lo que sea que estuviera haciendo… Eso, unido al ataque de nervios que me ha dado al no reconocer su voz (porque, evidentemente, no era el primer Austriaco que me llamó), me ha hecho decir frases inconexas y mal elaboradas, y el hombre, tras repetirme tres veces que de qué puesto de trabajo estábamos hablando, ha acabado pasándole el teléfono a la Austriaca.

Por fin he conseguido averiguar cuál era el nombre real del Austriaco majo. Le he explicado a ella lo que necesitaba y me ha dicho que este hombre tampoco estaba por allí en este momento (risas), pero que se apuntaba mi teléfono y mi nombre para que el Austriaco me llame cuando vuelva por allí. Para intentar suavizar el “mosqueo” que parecía tener el señor con el que he hablado, le he pedido disculpas por llamar tantas veces, y (muy efusiva y sinceramente) me ha dicho que no hay nada que disculpar. ¿Son majos, o no son majos?

Por lo que, ¿qué me queda ya? Esperar a que me llame el Austriaco, confirmar lo que necesito que me confirme, pedirle que me disculpe con el señor con el que he hablado antes, y hacer la lista de las cosas que me faltan por comprar en esa tienda de deportes con nombre de prueba de atletismo, a la que iré en breve.

Anuncios

4 comentarios en “Noticias de Gurb

  1. Vamos a ver, vamos a ver ¿donde puñetas esta el Gurb ese? Tía, me parece una desfachatez por su parte tenerte esperando a que de señales de vida, mientras una “risitas feliz” se parte la caja.
    Será muy maja y todo lo que tu quieras, pero esto tiene más tensión de Dallas al final de cada temporada.
    ¿No consigues localizarle? Tía, mandame un twit o whats y hablamos.
    Saludis

    Me gusta

    • Ja ja ja! La tensión sigue latente!! Pero no quiero parecer una histérica llamando todos los días (como ya hice la semana pasada), por lo que esperaré hasta el viernes antes de poner en marcha el plan B. Te mantendré informada 😉

      Me gusta

¿Qué te ha parecido esta entrada? Deja aquí tu comentario (tu correo electrónico no será publicado):

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s